Liberan el barco de la ONG Open Arms inmovilizado en Sicilia

El juez ha argumentado que la 'desobediencia a las directivas impartidas por las autoridades dispuestas para la coordinación de los rescates' se debió a 'una justificación del estado de necesidad'

por Europa Press /


El juez instructor de la localidad siciliana de Ragusa (Italia), Giovanni Giampiccolo, ha invalidado este lunes la orden de secuestro que pesaba sobre el barco de rescate de la ONG española Proactiva Open Arms, por lo que el remolcador y sus voluntarios podrán volver a ejercer las tareas de rescate en el Mar Mediterráneo. Así lo ha confirmado a Europa Press la abogada de la ONG española, Rosa Emanuela Lo Faro, quien ha señalado que "el juez ha dispuesto la liberación del barco. Estamos muy felices". La retención se produjo el pasado 18 de marzo en el puerto de Pozzallo, en la isla italiana de Sicilia, después de que el barco rescatase a 218 inmigrantes que se encontraban a la deriva en el Mar Mediterráneo. Entonces, la justicia italiana abrió diligencias contra la jefa de misión, Anabel Montes, y contra el capitán, Mark Reig, a los que acusaba de favorecer la inmigración clandestina.

openarms16

Imagen del barco insignia de Proactiva Open Arms (Europa Press)

Por su parte, el magistrado de Ragusa, que fue designado al cargo del caso tras validarse la incompetencia territorial de la fiscalía de Catania, ha reconocido que la ONG llevó a cabo el rescate de los migrantes de forma "autónoma" y sin coordinarse con la guardia costera de Libia, a pesar de que esta última había asumido la responsabilidad. De manera cronológica, ha relatado los hechos, entre los que ha señalado la negativa de los integrantes de la ONG a entregar a los libios a los migrantes socorridos y de atracar en un puerto de Malta. No obstante, el juez ha argumentado que la "desobediencia a las directivas impartidas por las autoridades dispuestas para la coordinación de los rescates" se debió a "una justificación del estado de necesidad", según el documento al que ha tenido acceso Europa Press.

MALTA Y LIBIA, PUERTOS INSEGUROS

En este sentido, ha argumentado que ni Malta ni Libia eran puertos seguros para el desembarco de los migrantes que habían rescatado en el Mar Mediterráneo. Así, sobre el primero de ellos ha considerado "decisivo" el hecho de que no se disponga "de ninguna información efectiva y concreta de la disponibilidad de Malta para acoger los inmigrantes". Respecto a Libia, ha alegado que "no puede ser considerado seguro un lugar donde hay un serio riesgo de que la persona pueda ser sujeta a la pena de muerte, tortura, persecución o sanciones, tratamiento inhumano o degradante o donde su vida o libertad estén amenazadas por motivos de raza, religión, nacionalidad, orientación sexual, pertenencia a un grupo social determinado o de orientación política".

RELACIONADO: Incautan el barco de la ONG Open Arms y le acusan de favorecer la inmigración ilegal

Además, ha añadido que en este momento es clara la "falta de una prueba sobre la existencia de un lugar seguro en territorio libio (...) con capacidad para acoger los migrantes socorridos en las aguas de su competencia en el que se respeten sus derechos fundamentales". En todo caso, tal y como ha explicado en su cuenta de Twitter el fundador de Proactiva Open Arms, Òscar Camps, continúan las investigaciones de la fiscalía de Catania: "Es sólo un primer paso y una buena noticia. El Open Arms queda liberado, pero las investigaciones de la fiscalía de Catania por organización criminal y la de Ragusa por fomentar la inmigración ilegal continúan, seguimos necesitando todo el apoyo. #FreeOpenArms", ha agregado.