De codearse con la 'jet set' a desaparecer: la polémica historia de Gulnara Karimova, que fue embajadora en España

Empresaria, diseñadora, 'influencer' y multimillonaria, las autoridades de Uzbekistán dicen que la hija del expresidente del país cumple condena por fraude, pero todo alrededor del caso es un misterio

por Tu otro diario /


Durante décadas amasó una ingente fortuna a la sombra del todopoderoso régimen de su padre, el exlíder uzbeko Islam Karimov. Gulnara Karimova llegó a ser la mujer más poderosa de Asia Central e incluso se dijo que era una firme candidata a suceder a su padre en el poder. Diseñadora, 'influencer', con una fortuna estimada en más de 500 millones de euros y acostumbrada a codearse con la 'jet set' mundial, Gulnara estudió en Harvard, solía residir en Suiza -aunque se dejaba ver por Londres o Nueva York con frecuencia- y no había una fiesta de renombre o un desfile importante en que no apareciera. Pero ahora es como si a esta mujer de 45 años, que en los últimos tiempos vivió envuelta en la polémica, se la hubiera tragado la tierra.

Gulnara Karimova

Gulnara Karimova, sin rastro de la mujer considerada durante años la más poderosa de Asia Central (Getty Images).

Las autoridades de Uzbekistán desvelaron en agosto de 2017 que había sido detenida y juzgada, y que estaba cumpliendo condena por fraude. Se la acusaba de pertenecer a un grupo vinculado al crimen organizado que controlaba activos por valor de más de 1.000 millones de euros en 12 países. Pero lo cierto es que nadie sabe a ciencia cierta dónde está físicamente, ni su propio hijo, llamado Islam Karimov como su abuelo, ni su exmarido, Mansur Maqsudi, que sufrió las represalias del régimen uzbeko cuando se divorció de Gulnara en 2002, ni su abogado suizo, Gregoire Mangeat.

FOTOGALERÍA: Con Elton John, Claudia Schiffer, Sharon Stone, John Galiano... El impresionante álbum de sus años dorados

No hay rastro desde 2014, tres años después de su caída en desgracia. De estar en las fiestas más exclusivas, en los mejores desfiles de moda y en los eventos más 'chic', Gulnara Karimova pasó a sufrir el rechazo del mundo dorado al que ella creía pertenecer. En 2011, fue declarada 'non grata' por la Semana de la Moda de Nueva York, por la presión de organizaciones defensoras de los derechos humanos, que denunciaban los abusos que cometía su padre en Uzbekistán. También hay quien dice que explotaba a la mano de obra encargada de confeccionar sus diseños y que en esas fábricas había hasta niños... Su estrella se fue apagando poco a poco. No más fiestas, no más desfiles... Ni una foto...

Gulnara Karimova con su hijo Islam

Con su hijo Islam, que ahora tiene 26 años, en una cena de gala (Getty Images).

Cuando su padre murió en 2016, no acudió a su entierro. Tampoco ha visitado su tumba, un mausoleo gigantesco. Si es cierto, como sostiene el sucesor de Islam Karimov, Shavkat Mirziyóyev, que está encarcelada... ¿Dónde está? ¿Por qué no se sabe nada de su juicio? ¿Por qué su familia no puede saber dónde ha sido encarcelada para visitarla? Su hijo Islam, que vive y estudia en Reino Unido, cree que nadie da una explicación convincente porque la realidad es que está muerta. En una entrevista concedida a la BBC, se mostró tajante: "No entiendo cómo en pleno siglo XXI nadie puede responder a una cuestión tan simple: dónde está mi madre".