La respuesta internacional al ataque contra el programa químico sirio

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha pedido a todas las partes que respeten la Carta de Naciones Unidas y el derecho internacional humanitario

por Agencias /


Varios "ataques de precisión" han bastado para cumplir la amenaza que llevaba días agitando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. De la mano del presidente francés, Emmanuel Macron, y la primera ministra británica, Theresa May, Trump ha liderado la ofensiva más contundente contra objetivos del régimen de Bashar al Assad desde que estalló la guerra de Siria. Washington y sus aliados europeos lanzaron tres ataques en los que destruyeron instalaciones asociadas al programa de armamento químico de Damasco a través de bombardeos aéreos y de misiles proyectados desde buques en el Mediterráneo.

Siria

El bombardeo es la respuesta al presunto ataque químico en las afueras de Damasco (EFE)

Una vez llevado a cabo el ataque, May y Macron han hablado para confirmar que tanto Reino Unido como Francia habían decidido sumarse a esta acción militar. "No se trata de intervenir en una guerra civil", sino de "un ataque limitado y específico", ha argumentado la 'premier' británica, foco de críticas a nivel interno por actuar sin el apoyo previo de la Cámara de los Comunes. Tanto May como Macron han insistido en que no se puede tolerar que Al Assad siga utilizando armamento químico, habida cuenta de que, como ha señalado el mandatario galo, representa un "peligro" no solo para el pueblo sirio, sino también para la "seguridad colectiva". Para Macron, se ha superado "la línea roja".

RELACIONADO: El bombardeo en Siria ha tenido lugar en la madrugada de este sábado

El presidente sirio, Bachar al Asad, ha asegurado que el ataque de Estados Unidos, el Reino Unido y Francia contra Siria no debilitará la determinación de su país en la guerra contra el terrorismo. Así lo explicó durante una conversación telefónica con su homólogo iraní, Hasan Rohaní, según la agencia de noticias oficial siria, SANA. Al Asad explicó a Rohaní los detalles del ataque, que, a su juicio, supone "un reconocimiento de las fuerzas occidentales coloniales de su apoyo al terrorismo", mientras que el líder iraní reiteró el respaldo de su país a Siria.

Putin

Vladimir Putin (EFE)

Por su parte, el líder supremo de Irán, Ali Jameneí, ha denunciado los hechos como "un gran crimen". "No obtendrán ningún beneficio, igual que no lo tuvieron cuando cometieron los mismos actos criminales en Irak y Afganistán", dijo Jameneí mediante un comunicado. "EEUU debe saber que no importa cuánto (dinero) gaste, no ganará nada de esta región", aseveró en alusión a las declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre las cantidades invertidas por su país en los conflictos de Oriente Medio.

En Rusia, Vladimir Putin ha respondido al ataque tachándolo como una “agresión contra un Estado soberano” y a acusado a Washington de consentir con su acción a los terroristas que actúan en el país árabe. "Con sus acciones, EEUU empeoran aún más la catástrofe humanitaria en Siria, llevan el sufrimiento a la población civil, y de hecho, consienten a los terroristas que torturan desde hace siete años al pueblo sirio", dijo Putin, en un comunicado difundido por el Kremlin. Además, el mandatario ruso pidió una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU para "tratar las acciones agresivas de EEUU y sus aliados".

En esa reunión, el secretario general de la ONU, António Guterres, ha pedido este sábado a todas las partes de la guerra en Siria que respeten la Carta de Naciones Unidas y el derecho internacional humanitario. "Siria representa la más seria amenaza a la paz y la seguridad internacional. La solución de la crisis no es militar, sino política. Llamo a todos los miembros de la ONU a actuar de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas", ha declarado Guterres.

Y desde España, Mariano Rajoy ha explicado que el objetivo de esa acción conjunta es “reducir la capacidad del régimen” sirio para “perpetrar nuevos ataques contra la población” y ha calificado como “legítimo y proporcionado” el ataque ante las “atrocidades” con armas químicas perpetradas por el régimen sirio, que constituyen un “crimen contra la humanidad”.  "Evidentemente siempre pretendemos una acción concertada internacional, pero también creemos que la gravedad de los ataques perpetrados contra la población indefensa, contra mujeres y niños no puede quedar sin respuesta", ha afirmado.