Investigan la agresión a una joven en el Metro de Londres por hablar en español

La víctima sufrió lesiones en el cuello cabelludo y cortes en la cara. Desde la British Transport Police se solicita colaboración ciudadana para localizar a las presuntas agresoras

por Europa Press /


Una joven de 24 años sufrió una agresión el pasado sábado en el Metro de Londres cuando conversaba con unos amigos en español y fue recriminada por esta conducta por otras dos mujeres que le reclamaban que se comunicara en inglés al estar en Inglaterra. La supuesta agresión tuvo lugar a las 03.45 horas del pasado sábado, día 7, en un tren que de la Central Line que conecta Liverpool Street con Stratford, según ha informado la British Transport Police en un comunicado en el que solicita colaboración ante un "asalto cruel y de motivación racial".

Londres

La joven fue agredida cuando se encontraba hablando en español con unos amigos (Gtresonline)

La mujer hablaba con unos amigos en español cuando dos mujeres de raza negra comenzaron a gritarle reclamando que se comunicara en inglés ya que se encontraba en Inglaterra. Además, le agredieron tirándole del pelo. Como resultado, la víctima sufrió lesiones en el cuello cabelludo y cortes en la cara. Desde la British Transport Police se solicita la colaboración de posibles testigos de los hechos para localizar a las presuntas agresoras.

RELACIONADO: Otras noticias sobre Sucesos

Según describe, se trata de dos mujeres de raza negra, con cabellos trenzados, y que aparentan veintitantos años. Una de ellas vestía una chaqueta marrón, mientras que su acompañante llevaba una chaqueta negra. La British Transport Police está revisando las cámaras del circuito cerrado de televisión del Metro para tratar de lograr más pistas que permitan identificar a las responsables de esta agresión.

Londres vive desde hace varias semanas una oleada de violencia que ha llevado a la ciudad a superar por primera vez en la historia moderna la tasa de asesinatos de Nueva York. En la última semana han muerto seis personas en las calles de la capital británica, entre ellas la joven de 17 años Tanesha Melbourne-Blake, que recibió un disparo desde un coche cuando se encontraba con un grupo de amigos en el barrio de Tottenham el pasado lunes. La comisaria jefa de Scotland Yard, Cressida Dick, ha negado que sus agentes hayan "perdido el control" en los distritos más conflictivos de la ciudad, al tiempo que ha ordenado el despliegue de cientos de efectivos adicionales.

El alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, señalaba hace unas semanas que las fuerzas de seguridad intensificarán las operaciones para retener y registrar a personas sospechosas de llevar armas por la calle. La capacidad de la policía para cachear a ciudadanos cuando no han cometido ningún crimen ha provocado polémica en el Reino Unido en los últimos años, después de que informes policiales sugirieran en 2016 que esos registros se hacen en la mayoría de los casos a personas negras y que no son efectivos para reducir la violencia. Khan afirmó en una entrevista con la cadena BBC que Scotland Yard ampliará ahora esas actuaciones, que estarán "guiadas por información de inteligencia".