El número de agentes de Policía para la lucha contra la violencia de género se redujo un 15 por ciento en cinco años

Andalucía es la comunidad que más agentes ha perdido

por Europa Press /


Los agentes destinados a la Unidad Especializada para la lucha contra la Violencia de Género se han reducido en un 14,9 por ciento entre los añosn 2012 y 2017, según los datos facilitados por el Gobierno en respuesta a una pregunta parlamentaria realizada por el diputado socialista Miguel Ángel Heredia. De hecho, según las cifras que aporta el Ejecutivo, la plantilla de esta Unidad Especializada ha ido cayendo en esos cinco años, pasado de los 1.555 que se contabilizaban en 2012, hasta los 1.322 que conformaron el equipo en 2017, es decir, una diferencia de 233 agentes.

Violencia de género

Velas en recuerdo de las víctimas de la violencia de género (EFE)

En los años intermedios, la cifra ha ido bajando de manera progresiva, así en 2013 el número de policías responsables de luchar contra la violencia machista sumaba 1.462, una plantilla que se redujo a los 1.386 en 2014 y hasta los 1.343 en 2015. Un año después, las cifras volvían a caer, dejando el número de efectivos en esta materia en 1.331. Y por autonomías, Andalucía, con 83 agentes menos en cinco años, es la que más efectivos ha perdido, seguida de la Comunidad Valenciana (-39), Canarias (-23), Castilla y León (-16) y Murcia (-15). En todas las autonomías, excepto Cataluña y País Vasco, de las que no hay datos, la cifra de agentes se reduce. Ante este escenario, el diputado socialista denuncia que estos recortes son superiores al recorte medio llevado a cabo por el Gobierno en la Policía Nacional, un cuerpo que, según el Heredia, en 2012 tenía 71.190 agentes y que ahora cuenta con 64.521.

"NO ES UNA PRIORIDAD" PARA EL GOBIERNO    

Para Heredia, "no es decente" el recorte de en las Unidades Especializadas en Violencia de Género de la Policía Nacional, que deja muy claro que para el Gobierno del PP la lucha contra esta lacra "nunca ha representado una prioridad". A su juicio, el Gobierno "debería haberse tomado en serio" el Pacto de Estado contra la violencia de género y haber cumplido con el compromiso económico de incluir 200 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 para poner en marcha las medidas previstas en su primer año. "sin embargo sólo ha incluido 80 millones, desamparando de esta forma no sólo a las mujeres víctimas, sino también a los hijos víctimas de la violencia de género", ha criticado.