El juez prorroga la detención de Ana Julia Quezada para practicar nuevas diligencias policiales

La autora confesa de la muerte de Gabriel Cruz permanecerá en la Comandancia de la Guardia Civil hasta que vuelva a comparecer ante el juez

por Tu otro diario / Europa Press /


Ana Julia Quezada, la autora confesa de la muerte del niño Gabriel Cruz, de 8 años, permanecerá detenida hasta que vuelva a prestar declaración ante el juez, previsiblemente en la jornada de este jueves Así lo ha decretado el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Almería, el juez Rafael Soriano, con el objetivo de practicar nuevas diligencias policiales, según han informado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) .

Juzgados de Almería

Decenas de personas se han concentrado esta mañana ante las puertas de los juzgados de Almería para pedir justicia para Gabriel mientras Ana Julia Quezada prestaba declaración (GTRESONLINE)


La declaración de Quezada de este miércoles ha durado unas dos horas. En este tiempo, un grupo de personas se ha concentrado ante la entrada de los aparcamientos de la sede judicial con carteles y al grito de "asesina, criminal" contra Ana Julia, para la que también reclaman la "cadena perpetua".

RELACIONADO: Ana Julia Quezada asiste a la reconstrucción de los hechos en la finca de Rodalquilar tras su confesión

La detenida ha sido trasladada desde las dependencias judiciales pasadas las 15,00 horas de este miércoles hacia la Comandancia de la Guardia Civil, en cuyos calabozos permanecerá hasta que vuelva a comparecer ante el juez. Allí lleva desde el pasado domingo, cuando fue detenida en Vícar tras ser sorprendida con el cadáver de Gabriel en el maletero de su coche.

Tras negarse a declarar y a colaborar con la investigación, Quezada se derrumbó finalmente el martes y confesó que mató a Gabriel, si bien aseguró que fue una muerte accidental. En su confesión, que sigue generando ciertas dudas a los investigadores, explicó que llevó al niño a la finca de Rodalquilar y que, una vez allí, discutieron y ella le golpeó con la parte roma de un hacha. Después, afirmó, se puso nerviosa y le asfixió tapándole la boca y la nariz.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía han indicado que la prórroga de detención se acordado por un periodo de 24 horas. No ha trascendido, no obstante, qué ha motivado en concreto esta decisión, ya que las actuaciones continúan bajo secreto, por lo que las nuevas diligencias de investigación podrían responder a algún aspecto de sus manifestaciones o al hallazgo de nuevos indicios en el marco de las pesquisas que llevan a cabo los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

Fuentes del caso han señalado que Quezada, quien habría expresado "arrepentimiento", ha comparecido con la intención de "colaborar" y contestar a las interpelaciones que se le hicieran desde las partes con el objetivo de esclarecer las circunstancias de la muerte violenta de Gabriel. Asimismo, pretendía ratificar ante el juez instructor la declaración que prestó durante dos horas ante los agentes encargados de la investigación, haciendo hincapié en que habría habido una "discusión" previa y que los hechos no habrían sido consecuencia de un "plan premeditado".

RELACIONADO: La madre de Gabriel sospechaba de Ana Julia

A preguntas de la prensa en la tarde del martes y tras un nuevo registro en la finca de Rodalquilar, su abogada, Beatriz Gámez, aseguró a los medios que Ana Julia había reconocido ante la Guardia Civil que actuó sola. También indicó que en la escena del crimen "hay un hacha", sin dar más detalles sobre si fue ella la que golpeó en la cabeza al pequeño.

Los agentes recuperaron el martes la ropa que llevaba el menor el día de su desaparición en un vertedero de Retamar, una urbanización costera situada entre Hortichuelas y Puebla de Vícar, dos de los escenarios del crimen.

Este lunes fuentes de la investigación avanzaron que la muerte se produjo por estrangulamiento el mismo día de la desaparición, el 27 de febrero, víspera del Día de Andalucía y festivo en la comunidad autónoma. Estas fuentes insisten en que el cuerpo del niño presenta daños en el cuello. Será el atestado policial y la autopsia definitiva, a los que se suman otras pruebas complementarias como el análisis de la tierra y el barro hallados en el cuerpo de Gabriel, los que ayuden al juez a determinar aspectos nucleares del crimen. Entre las incógnitas por despejar están si el cadáver permaneció oculto siempre en el mismo sitio.

Se ha apuntado a un pozo, luego a un aljibe; finalmente, de un socavón cavado por la propia Ana Julia para ocultar el cuerpo de Gabriel. También se investigan otros aspectos sobre la ocultación de su teléfono móvil o el hallazgo de la camiseta con restos de AND del pequeño cerca de la depuradora de Las Negras, al norte de las Hortichuelas.

El pequeño recibió ayer sepultura en la más estricta intimidad familiar tras el funeral, en la Catedral de Almería, al que acudieron cientos de personas para arropar a sus padres, Patricia Ramírez y Ángel Cruz, y al resto de su familia.