Moscú responde a Londres y asegura que no acepta ultimátums

La primera ministra británica, Theresa May, ha impuesto un plazo a Rusia para que dé explicaciones acerca del envenenamiento del exespía Skripal

por EFE /


Rusia no tiene relación con el envenenamiento del doble espía Serguéi Skripal en Reino Unido, según se lo ha comunicado a Londres por los canales diplomáticos, y no aceptará ultimátums de ese país, ha explicado este miércoles el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Vladimir Putin y Theresa May

Vladimir Putin, presidente de Rusia, y Theresa May, primera ministra de Reino Unido (Cordon Press)


"La posición de Moscú es conocida y se la hemos comunicado a Londres por los canales diplomáticos, y se resume en que no tenemos ninguna relación con lo sucedido en Gran Bretaña". Ha agregado que Rusia considera inaceptables las acusaciones sin pruebas "y tampoco acepta el lenguaje de ultimátums", en alusión al plazo dado por la primera ministra británica, Theresa May, para que Moscú explicara cómo pudo llegar a Reino Unido el gas nervioso de fabricación rusa que se empleó en el atentado contra Skripal y su hija.

RELACIONADO: La Policía británica dice que el ex espía ruso fue envenenado con un agente nervioso

Por su parte, el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, ha dicho este miércoles que Rusia responderá a los requerimientos de Londres diez días después de recibir una petición oficial de explicaciones, tal como marca el Convenio para la Prohibición de Armas Químicas. También ha señalado que Rusia "no tiene ningún motivo" para querer envenenar a Skripal, el antiguo espía ruso que se pasó después al M16 británico.

Mientras, Rusia planea pedir acceso consular para poder visitar a Yulia Skripal, ciudadana de este país, hospitalizada en la ciudad inglesa de Salisbury junto a su padre, desde que fueron envenenados con un agente nervioso el pasado 4 de marzo. "La Embajada de Rusia en Londres va a pedir acceso consular a la hija del excoronel del Servicio de Inteligencia Militar GRU Serguéi Skripal, que es ciudadana rusa", ha indicado la agencia Interfax.

Según se ha informado, la mujer, de 33 años, voló el día 3 de marzo de Moscú a Londres para visitar a su padre, un día antes de que ambos fueran envenenados en Salisbury, en el suroeste del país. Según el portavoz del Kremlin, Moscú sigue abierta a cooperar con la investigación sobre las causas de este incidente, pero "desafortunadamente no vemos la misma disposición por parte de Reino Unido". En respuesta a una pregunta de los periodistas sobre si Moscú teme el aislamiento internacional, señaló que esperan "que prevalezca el sentido común, que otros países piensen al menos si hay o no pruebas que sustenten las acusaciones contra nosotros".

RELACIONADO: Más noticias de información internacional en 'Tu Otro Diario'

Entretanto, el Gobierno británico prepara un conjunto de medidas que aplicará si Rusia no ofrece una explicación convincente sobre ese ataque, cuando ya ha pasado el plazo que dio la primera ministra, la conservadora Theresa May, al Kremlin. Moscú, por su parte, exige que el Reino Unido le proporcione una muestra de la sustancia que supuestamente se utilizó.

A pesar de que el Gobierno británico ya ha apuntado a Moscú como el responsable más probable del ataque, cientos de agentes y militares continúan trabajando sobre el terreno en Salisbury, para tratar de identificar a los individuos que lo llevaron a cabo.