Ana Julia Quezada asiste a la reconstrucción de los hechos en la finca de Rodalquilar tras su confesión

Hallan en un vertedero la ropa del menor y se trabaja a contrarreloj para cerrar diligencias antes de que pase mañana a disposición judicial

por Europa Press /


Ana Julia Quezada, la mujer de 43 años que ha confesado haber acabado con la vida de Gabriel Cruz, ha sido conducida por segunda ocasión a la finca de Rodalquilar en la que habría ocultado el cadáver para participar en una reconstrucción de los hechos, según han informado a Europa Press fuentes del caso.

Ana Julia Quezada

Ana Julia Quezada, en la finca de Rodalquilar para participar en la reconstrucción de los hechos (Europa Press)


En la finca ha reconocido que discutió con Gabriel hasta provocarle la muerte, pero, según ella, una vez que el menor intentara primero agredirla. Según ha podido saber Europa Press de fuentes del caso, en su confesión de los hechos, parcial y por momentos confusa, Ana Julia no ha reconocido que provocara la muerte del pequeño por golpearle directamente con un objeto en la cabeza.

RELACIONADO: La madre de Gabriel sospechaba de Ana Julia y 'tenía la esperanza de poder ablandarla y que se viniera abajo'

Su explicación ha sido que discutieron y que de ahí pasaron a un forcejeo en el que el niño cogió un hacha con el que se terminó golpeando en la cabeza. Luego se asustó y lo asfixió hasta provocarle la muerte. Los hechos concretos del fallecimiento se determinarán cuando se conozca la autopsia definitiva de un caso que ha sido declarado secreto y en el que, en paralelo, la Guardia Civil ha ido recabando más pruebas.

La detenida ha llegado a la finca, ubicada a menos de cinco kilómetros de Las Hortichuelas, minutos después de las 17,30 horas junto con los investigadores, la comitiva judicial -encabezada por el juez instructor Rafael Soriano- y los abogados defensores designados mediante el turno de oficio por el Colegio de Abogados de Almería, quienes a su entrada a la finca han reiterado ante los medios que la sospechosa estaba "colaborando" y que habría mostrado "muy arrepentida" por lo ocurrido.

RELACIONADO: Ana Julia Quezada se había negado a colaborar hasta ahora

La reconstrucción de los hechos, que se ha prolongado durante cerca de una hora, supone la segunda visita a la finca de la sospechosa desde su detención el pasado domingo, cuando fue sorprendida mientras transportaba en el maletero de un vehículo el cadáver de Gabriel hasta la Puebla de Vícar y fuera arrestada antes de que pudiera acceder al interior de un garaje de la vivienda en la que también se practicó otro registro este lunes en su presencia.

Ana Julia Quezada se habría derrumbado en el interrogatorio que se ha llevado a cabo este martes ante especialistas de la Guardia Civil al confesar que mató al niño, según han confirmado a Europa Press fuentes de la investigación. Según su abogada, el interrogatorio duró cerca de dos horas y respondió "a todas las preguntas", sin poder más detalles al estar declarado el secreto de sumario.

La Guardia Civil trabaja este martes a contrarreloj para recabar pruebas al objeto de elaborar un atestado lo más completo posible para que, junto con el informe de la autopsia, se aporten pruebas sólidas al juez que instruye la muerte del niño Gabriel Cruz.