El juez prohíbe, de momento, la incineración de Gabriel Cruz

Esta decisión la ha tomado el juez que lleva el caso como medida preventiva por si fuera necesario practicarle más pruebas

por Tu otro diario / EFE /


Gabriel no podrá ser incinerado por el momento. Así lo ha dispuesto el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Almería, Rafael Soriano, como medida de prevención por si fuera necesario practicar más pruebas al cadáver del pequeño

Patricia Ramírez y Ángel Cruz

Patricia y Ángel, los padres de Gabriel, se despiden del pequeño a la salida del sepelio, que se ha celebrado en la Catedral de Almería (GTRESONLINE)


Sí podrá, sin embargo, ser inhumado. De hecho, el entierro tendrá lugar esta tarde en la más estricta intimidad, a petición de Ángel y Patricia, los padres del niño. Ambos han agradecido el inmenso apoyo que han recibido "tanto cuando estaba desaparecido como después", que les ha "llevado en volandas" todo este tiempo, como el propio Ángel ha comentado a la salida del sepelio. Allí también se han sentido arropados por los miles de personas que han acudido a la Catedral de Almería a dar su último adiós a Gabriel.

RELACIONADO: El padre de Gabriel, destrozado, asegura que tienen 'un vacío muy grande' que les 'ha dejado' su pequeño

Patricia, por su parte, ha comentado que su hijo "está ya jugando con los peces" y que también "la bruja ya está donde tiene que estar", en referencia a la presunta asesina del niño, Ana Julia Quezada, que pasará este miércoles a disposición judicial al cumplirse 72 horas desde su arresto, salvo que el juez decida prorrogar su detención, ya bajo custodia judicial, si lo considera necesario, según han indicado a Efe fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Esta mujer, pareja del padre de Gabriel, fue arrestada el domingo pasado por la Guardia Civil en Vícar (Almería) cuando transportaba en el maletero del coche el cuerpo sin vida del niño.

Tanto Patricia como Ángel han sido un ejemplo de fortaleza, tanto en la búsqueda del pequeño -sobre todo en los últimos días, cuando ya sospechaban de Ana Julia- como una vez que supieron de su trágico final. A Ángel se le pudo ver roto de dolor en la capilla ardiente hasta la llegada de Patricia, que le dio fuerza. Aunque se separaron al poco tiempo de nacer Gabriel, siempre han mantenido una comunicación fluida por el niño y ahora, unidos por el dolor, están siendo un gran apoyo el uno para el otro.