Así es Ella Fontanals-Cisneros, la millonaria apasionada del arte que ha hecho a España una donación histórica

La conocida coleccionista, nacida en Cuba, ha firmado un acuerdo con Ministerio de Cultura que dará lugar a un nuevo museo en Madrid

por Tu otro diario /


Ella Fontanals-Cisneros se ha convertido ya en una de las grandes damas del arte en España (con permiso de Carmen Thyssen). Y no solo por su labor como coleccionista, con más de 3.000 piezas que muestran su pasión por el arte y que la convierten en una de las figuras estrella cada año en ARCO, sino también por su generosa voluntad de divulgación y promoción. La empresaria y filántropa, nacida en Cuba, con raíces en Venezuela y Estados Unidos, pero con casa también en Madrid (y pasaporte español), acaba de firmar un acuerdo histórico con  el Ministerio de Cultura de nuestro país: pone en marcha la donación de obras de su colección al Estado español, cuya titularidad será compartida con otra institución de relevancia internacional. La donación dará lugar a un nuevo museo que completará el Paseo del Arte de Madrid con la exhibición de la Colección de Arte Contemporáneo de las Américas en el edificio de la antigua Tabacalera, una vez sea rehabilitado.

Fontanals-Cisneros Getty Images

Ella Fontanals-Cisneros posee una de las colecciones privadas de arte latinoamericano más importantes del mundo (Getty Images).

Ella Fontanals-Cisneros, cuya familia tuvo que exiliarse de Cuba tras la revolución castrista, creció en Venezuela, donde se casó con el conocido empresario venezolano Oswaldo Cisneros, presidente de la Pepsi-Cola en el país, del que está divorciada. Es precisamente a su multimillanrio exmarido a quien agradece el haberla ayudado a conformar una filosofía en la que la donación y la filantropía juegan un papel fundamental. "Creo que mi modelo de humildad y generosidad fue Oswaldo. Me enseñó a través del ejemplo que dar es el mayor de los regalos", dice en unas declaraciones recogidas en su perfil en la asociación 'Hispanics in Philantropy'. 

RELACIONADO: Un Picasso de 2,5 millones de euros, entre las obras más caras de la 37 edición de ARCOmadrid

Se quedó huérfana de padre a los 16 años, poco después de llegar a Venezuela. Comenzó entonces  a ofrecer clases de inglés y, paralelamente, enseñaba a sus alumnos natación sincronizada, lo que descubrió como un negocio mucho más lucrativo. Fue el comienzo de una exitosa carrera como empresaria que no ha dejado nunca y en la que después regentó librerías o galerías, exportó materia prima o se dedicó a comprar y vender inmuebles en Manhattan, en Nueva York. 

Fontanals Facebook

Ella Fontanals-Cisneros ha hecho del arte la pasión de su vida (Ella Fontanlas-Cisneros / Facebook).

Fue después, en los años 70, cuando comenzó a coleccionar arte, al principio para su disfrute personal. Pero poco a poco esta afición se fue convirtiendo en un ambicioso proyecto de vida. Su hoy afamada colección incluye cuatro áreas de interés que han estado creciendo sistemáticamente en los últimos  años: abstracción geométrica de América Latina; arte contemporáneo internacional y arte  latinoamericano; vídeo contemporáneo; y fotografía moderna y contemporánea. Entre otros, cuenta con obras de artistas como Carmen Herrera, Cildo Miereles, Jesús Soto, y fotografías de Grete Stern y Horacio Coppola, Leo Matiz o Paulo Pires. Desde 2002 dirige además la Fundación de Arte Cisneros Fontanals (CIFO), una organización sin ánimo de lucro con base en Miami que se encarga, entre otras actividades, de gestionar generosas becas a artistas. 

Cuenta que su pasión por el arte fue un flechazo que se produjo cuando se enamoró perdidamente de la obra 'Vibration', de Jesús Rafael Soto, una composición de líneas paralelas en blanco y negro que yuxtapone con madera y alambre. Desde entonces, y ayudada por su buena posición económica, no ha parado. Según confesaba en una entrevista en The New York Times, compra "todos los días". "Siempre excedo el presupuesto". 

Fontanals Getty Images

Ella Fontanals-Cisneros dirige desde 2002 la Fundación de Arte Cisneros Fontanals (Getty Images).

A pesar de haber salido de Cuba ha mantenido siempre una estrecha relación con la isla. Además de rescatar y reivindicar a sus artistas, se ha posicionado claramente en contra del embargo que Estados Unidos mantiene sobre su política económica. "¿Cómo es posible que en un mundo global se siga manteniendo una situación tan arcaica? Un embargo, por cierto, que no ha producido ningún cambio en la isla en los últimos 50 o 60 años. No ha logrado nada desde el punto de vista político ni económico. El pueblo cubano al igual que sus artistas necesita que se quite ese embargo. Sin él, por ejemplo, los creadores podrían viajar y ser conocidos fuera", comentaba en una entrevista en 'El País'. 

RELACIONADO: Así fue la celebración del 25 aniversario del Museo Thyssen

Ella Fontanals-Cisneros siente a España como "una segunda casa" y desde hace años vive a caballo entre Miami, Venezuela y su casa de Madrid, que se encuentra en el madrileño barrio de Chamberí, en un exclusivo edificio en el que es vecina de Carmen Lomana. Precisamente con ella protagonizó una conocida anécdota en el verano de 2016: unas obras en la casa de Fontanals-Cisneros provocaron una avería que inundó los armarios de Carmen Lomana y arruinó su lujosa colección de vestidos y complementos. "Me llamó la chica de servicio llorando y me dijo que la casa estaba inundada. Que se había roto una cañería del piso de arriba, que los 'chaneles' y los bolsos de Gucci estaban nadando, también la ropa", declaró entonces Lomana, según recogió ABC. Fontanals-Cisneros corrió con los gastos de la reparación y del alojamiento de Carmen Lomana, que durante dos meses se vio obligada a pernoctar en el cercano hotel Santo Mauro.

Fontanals EP

Firma del acuerdo con el Ministerio de Cultura este miércoles en Madrid (Europa Press).