El abogado de uno de los detenidos por la muerte del joven de Herencia renuncia a defenderlo

El letrado, que ha alegado motivos personales, ha afirmado que 'no hay nada claro' y que 'aún falta la práctica de muchas diligencias como ADN del objeto que causó la muerte'

por Europa Press /


Rafael Molina, el abogado de uno de los detenidos por participar presuntamente en la muerte del joven Gonzalo Buján el pasado sábado en la localidad ciudadrealeña de Herencia, ha renunciado este miércoles a defenderlo, según ha confirmado el propio letrado a Europa Press. Tras el acto de diligencias celebrado el martes en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Alcázar de San Juan, en el que la juez decretó prisión provisional comunicada y sin fianza para los detenidos -son feriantes y padre e hijo-, Rafael Molina, que defendió al padre, ha decidido presentar su renuncia a asistir a esta persona, por motivos personales. "Es un tema en el que hay mucha alarma social", ha asegurado.

herencia14

Vecinos de Herencia se manifiestan para condenar la muerte de Gonzalo Buján (Europa Press)

Sobre el suceso, Molina ha explicado que "aún falta la práctica de muchas diligencias como ADN del objeto que causó la muerte. No hay nada claro. Solo está claro que padre e hijo están detenidos y que hay un fallecido". Respecto al detenido ya puesto en libertad, ha añadido que fue imputado y se ha quedado fuera de prisión "porque según criterio del fiscal no participó en los hechos". Por otro lado, en cuanto a lo acontecido en el Juzgado de Alcázar de San Juan este martes, el letrado ha señalado que hasta allí llegaron personas a hacer pruebas testificales, ruedas de reconocimiento. "El fallecido no presentaba ninguna herida visible, solamente un solo golpe con un objeto de poco peso, no contundente, y al parecer llevaban unas pinzas de las baterías de los coches", ha indicado.

RELACIONADO: Revelan los resultados de la autopsia a Gonzalo Buján, el joven asesinado en los carnavales de Herencia

A este respecto ha añadido que el fiscal entiende que el golpe "es compatible con un objeto romo, de poco peso", así como que "puede ser con las pinzas del coche, que son propiedad de esta familia". Asimismo, ha dicho que el que ha sido su defendido hasta el momento en el que ha presentado la renuncia "no está claro que haya sido el agresor". "Hay muchas dudas todavía. La única duda que no existe es que el muchacho ha fallecido. Si es un homicidio, no parece que haya sido intencionado, sino un mal golpe porque solamente existe un punto de golpe", ha explicado. Por último, ha subrayado que "si no hubiese un resultado con una persona muerta, estaríamos hablando de una riña, un delito de faltas, pero intención de matar, bajo mi criterio, no existe".