El inesperado destino de la herencia de Ingvar Kamprad, el millonario fundador de Ikea

Ingvar Kamprad habría dejado la mayor parte de su fortuna a fundaciones y causas benéficas, de modo que sus vástagos recibirían únicamente una pequeña fracción de la misma

por Tu Otro Diario /


Peter, Jonas, Mathias y Annika Kamprad podrían no recibir más que una pequeña fracción del imponente imperio Ikea, según el portal 'Bloomberg'. El fundador, Ingvar Kamprad -que falleció el pasado 27 de enero-, habría legado parte de su fortuna a sus fundaciones y a obras de caridad.

Ingvar Kamprad

Ingvar Kamprad, el fundador de Ikea, falleció el pasado 27 de enero (Cordon Press)


Sorprende que no pensara en sus hijos como los grandes beneficiarios de su fortuna, aunque parece que éstos ya tuvieron sus más y sus menos con su padre en vida porque destinaba grandes cantidades de dinero a fundaciones sin contar con ellos. Por eso le habrían demandado en 2013, en función de lo publicado en el libro 'Ikea, en marcha hacia el futuro' y que recoge 'El Mundo'. Aún así, no se deterioraron las relaciones entre padre e hijos, que describen al primero, en un comunicado enviado esta semana a la prensa, según 'La Vanguardia', "como uno de los más grandes emprendedores y un fantástico ejemplo" para los tres (Peter, Jonas y Mathias, ya que Annika, hija adoptada de su primer matrimonio, renunció a su parte en la empresa hace algunos años).

RELACIONADO: Fallece Ingvar Kamprad, fundador del gigante Ikea

La cuestión es que, de los 58.7 billones de dólares (unos 47 mil millones de euros) de la fortuna que Ingvar Kamprad, la mayor parte irá a parar a la Stitching Ingka Foundation, una organización que él mismo fundó en los 80 y que se centra en dar apoyo al diseño y a la innovación. Esta fundación será la encargada de hacer entrega de gran parte del dinero de Kamprad a obras benéficas, mientras que los hijos del empresario solo recibirán un pequeño porcentaje del dinero de su padre. Aun así, con una fortuna tan elevada, no será precisamente 'peccata minuta' lo que les corresponda.

En cualquier caso, el entramado empresarial de Ikea hace que los vástagos de Kamprad ya tengan un papel relevante en la compañía. Los tres menores, hijos de su segundo matrimonio, contarían ya con unos 1.000 millones de euros cada uno en sus respectivas cuentas bancarias. A eso hay que sumar que, antes de la muerte de su progenitor, ostentaban la propiedad de Ikano, una empresa independizada del grupo que se dedica a la comercialización de activos inmobiliarios y financieros. 

Peter, Jonas y Mathias han anunciado que van a intentar "hacer todo lo posible para asegurar que los valores esenciales y el concepto único de Ikea sigan manteniéndose en el futuro". De esta manera, confirman que van a ser ellos quienes se van a hacer cargo de la dirección de la compañía.

RELACIONADO: Bruselas abre una investigación sobre los impuestos de Ikea

Ingvar Kamprad habría pensado, en un principio, en el mayor de ellos, Peter, para que fuera su sucesor. Tras estudiar economía en la Business School de Lausana (Suiza), su perfil era 'a priori' el más adecuado al puesto. Tiempo después, vio las facultades de Mathias, el menor, y cambió de opinión. No ha cursado ninguna carrera universitaria, pero habla cinco idiomas y, tal y como publica 'La Vanguardia', es quien cuenta con mejor "don de gentes" y con mayor espíritu empresarial. Sin embargo, Kamprad no tomó ninguna decisión en firme al respecto, de modo que todo parece indicar que se encargarán de Ikea a modo de 'triunvirato', es decir, sin que ninguno de ellos tenga más poder en la toma de decisiones que los otros.

Antes de tomar el relevo de su padre, los hermanos se encargan estos días de una cuestión mucho más humana: esparcir sus cenizas en la región sueca de Småland, como ya hicieran con su esposa. Una vez hayan cumplido el último deseo de Ingvar, será cuando se incorporen al 100 por cien a la compañía. Ahora está por ver si será una nueva era en Ikea o la continuación de todo un legado.