La desgarradora carta del padre Mari Luz en el décimo aniversario de su desaparición

"En estos años nuestros corazones dejaron de bombear sangre, nuestras retinas no dejaron de sangrar lágrimas y la Luz de nuestras vidas se marchó para siempre", escribe Juan José Cortés. La desaparición de la pequeña sobrecogió a la sociedad y abrió el debate de la prisión permanente revisable en España

por Agencias /


"Hoy se cumplen 10 años del día más triste y doloroso de mi vida, todo cambió para nosotros. Diez años sin celebrar el cumpleaños de nuestros hijos, diez años sin celebrar unas navidades, diez años sin comprar regalos de reyes, sin celebraciones, diez años sin verte, sin hablar de ti, diez años sin vida.", son las palabras de un padre a quien hace diez años le arrebataron a su niña.

juanjosecortesCOR

Los padres de Mari Luz rotos de dolor (Reuters)

 

Fue un caso sobrecogedor y que ha quedado marcado en la conciencia de muchas personas. Mari Luz de tan solo cinco años, que vivía en el humilde barrio El Torrejón de Huelva, desapareció cuando fue a comprar chucherías.

La vida de su familia cambió para siempre cuando 54 días después, tras una incansable búsqueda y una gran repercusión mediática, aparecía el cuerpo de la niña flotando en la ría onubense.

El responsable de su muerte fue Santiago del Valle, que por entonces vivía en un piso de un bloque próximo al de Mari Luz, y que, en el momento de los hechos, tendría que haber estado en prisión cumpliendo una condena por abusos sexuales sobre su propia hija.

Fue una cadena de casualidades las que hicieron que esa tarde del 11 de enero la pequeña se topara con el pederasta, quien llamó su atención con un juguete y, a partir de ahí, se desencadenaron unos hechos dramáticos que privaron de futuro a una niña que hoy tendría 15 años y que mantiene a la familia sumida en la tristeza, a pesar de que la vida sigue: "Son días muy tristes para nosotros", ha indicado su padre con motivo de este aniversario.

sociedadmariluzCOR

La sociedad se volcó con el terrible caso (Reuters)

 

Juan José Cortés no olvida a su pequeña y en este terrible aniversario ha dedicado unas desgarradoras palabras a la niña. 

"Como un retrato envejecido el retrato de aquellos días ha quedado en nuestras retinas, todo sigue como el primer día, el dolor y la pena nos ahogan cada mañana sabiendo que tenemos que enfrentarnos a un nuevo día."

"Sabemos que cuando te fuiste no fue para siempre porque ni siquiera te despediste de nosotros, fue un hasta luego porque pronto te veremos, ya cuento los días y cada vez queda menos.", prosigue Juan José Cortés en el mensaje publicado a través de su Facebook

"Cariño no te preocupes, estás en buenas manos, las mismas manos que nos cuida a nosotros y que nos susurra al oído cada día que pasa que pronto te veremos."

Y continúa: "Dios mío es muy difícil abrirse camino entre tanta maleza, entre tanta tristeza y dolor, cada paso en este camino de peregrinación en un bosque tan sombrío, a veces me hace dudar, si parar o seguir, pero me enseñaron que cuando se te nuble la vista por las lagrimas derramadas el cielo es el lugar donde dirigir tu mirada."

"Dios se que siempre estas ahí, y que sin ti no podría seguir, me as dado las fuerzas, el valor y la templanza que sólo tú sabes dar al acero, sólo te pido que sigas guardando a mi pequeña mientras yo termino el camino."

entierromariluzCOR

La pequeña fue despedida con un multitudinario entierro (Reuters)

 

Y finaliza recordando lo mucho que ama a su pequeña Mari Luz, la pequeña que murió a manos de uno de los primeros hombres de los que sospechó la propia familia. "CUANTO TE AMO MI HIJA. Eres eterna en mi corazón."

Desde que apareció el cuerpo de su hija, la vida de Juan José Cortés se centró en pedir justicia, no solo llevando a la cárcel a los responsables de su muerte, sino también iniciando una lucha incansable por toda España con el objetivo de lograr una reforma del Código Penal que posibilitara que lo ocurrido no se repitiera.

Los responsables fueron castigados. Santiago del Valle fue condenado a 22 años de cárcel por un delito de asesinato y otro de abusos sexuales, y su hermana Rosa a 9 años por cómplice de los hechos, unas penas que fueron confirmadas por el Tribunal Supremo.

Juan José Cortés continuó recorriendo toda España recogiendo firmas para lograr esa reforma del Código Penal que incluyera la figura de la prisión permanente revisable, que finalmente se llevó a cabo en 2012, aunque recogía únicamente para delitos de terrorismo, por lo que continuó hasta que en diciembre de 2015 logró su objetivo de que se extendiera esa figura para todos los delitos graves, incluidos los de violencia machista.

Este décimo aniversario de la muerte de Mari Luz no es como los anteriores, ya que viene marcado por la apertura de un debate sobre la idoneidad o no de esa figura penal, sobre si debe de ser o no derogada, a raíz del caso de la joven madrileña Diana Quer.

Un debate que Juan José Cortés cree "injusto" porque dicha figura "garantiza el derecho que nos tiene que amparar a los padres que hemos perdido a hijos inocentemente", porque "criminales" como Del Valle "no van a cambiar".