Ford llama a reparar 3.000 vehículos tras la muerte provocada por un airbag de Takata

La revisión afecta a 2.712 vehículos en Estados Unidos y unos 190 en Canadá

por EFE /


Ford llamó a revisión a algo menos de 3.000 unidades del modelo Ranger del año 2006 equipados con airbag de la firma japonesa Takata tras comprobar que la muerte el año pasado del ocupante de uno de los vehículos afectados fue provocada por la explosión del airbag en julio de 2017.

fordEFE

Ford ha solicitado a sus propietarios que dejen de utilizar los vehículos de forma inmediata hasta su reparación (EFE/Archivo)

 

La compañía ha pedido a sus propietarios que dejen de utilizar los vehículos de forma inmediata hasta que sean reparados. Además ha explicado que fue notificada sobre el accidente el pasado 22 de diciembre, y después de inspeccionar el vehículo el día 29, se determinó que la causa de la muerte fue la explosión del airbag frontal del pasajero.

Es la segunda muerte atribuida a los airbag de Takata y producida en un vehículo de Ford. La anterior muerte se produjo en enero de 2016.

"Estamos aconsejando los propietarios de estos Ford Rangers 2006 que dejen de conducir sus vehículos para que los concesionarios puedan repararlos inmediatamente", explicó Ford.

El fabricante reiteró que los infladores de los airbag son defectuosos y pueden explotar en el momento de activación del sistema de seguridad en caso de accidente.

La compañía see ha mostrado dispuesta a ofrecer coches de sustitución hasta que sus vehículos afectados estén reparados.