¿Qué pasó en la escena del crimen de Arroyo de la Luz? El asesinato de Sofía Tato da un giro inesperado

El juez instructor ha dejado libre a su marido, el presunto autor del crimen, hasta la celebración del juicio a la luz de las pruebas que apuntan a que podría ser él quien fue atacado

por Tu otro diario /


Parecía un crimen más de violencia de género y Sofía Tato fue declarada como la víctima mortal número 36 de esta lacra social que parece no tener fin. Murió el 24 de agosto en Arroyo de la Luz (Cáceres), presuntamente su asesino fue su marido, Santiago Cámara, que acaba de quedar en libertad con medidas cautelares. ¿Qué ha llevado al juez a tomar esta decisión y no renovar la orden de prisión que pesaba sobre él desde hace tres meses? Las evidencias que se han recopilado en la fase de instrucción, que abren unas hipótesis que podrían apuntar a que él se defendió aquella fatídica noche en la que sucedió todo mientras las hijas del matrimonio, de 8 y 11 años, dormían en una habitación contigua.

Agentes de la Guardia Civil frente a la casa donde ocurrieron los hechos (EFE).

Agentes de la Guardia Civil frente a la casa donde ocurrieron los hechos (EFE).

Según han contado al diario 'Hoy' fuentes de la Guardia Civil, los informes forenses revelan que Sofía falleció de una sola puñalada en el pecho, causada por el mismo arma con la que, previamente, habría herido hasta el 16 ocasiones a su marido antes de que él le asestara a ella el golpe mortal tras arrebatarle el arma. Refuerza esta hipótesis el hecho de que Sofía llevaba en la mano derecha, con la que al parecer empuñaba el cuchillo, un guante de látex. Santiago fue ingresado en la UCI tras el suceso y, cuando se recuperó, prestó declaración antes de ingresar en prisión. Siempre dijo que él se había defendido en todo momento, que Sofía le había atacado mientras dormía.

RELACIONADO: Si sufres violencia machista o conoces a alguien en esa situación, llama al 016

Pero... ¿por qué querría Sofía matar a su marido? No han trascendido muchos detalles porque el caso se encuentra aún bajo secreto de sumario, pero Santiago habría declarado que su mujer había realizado numerosos movimientos en sus cuentas bancarias en los días previos al luctuoso suceso. De hecho, asegura que en los depósitos había unos 100.000 euros que fueron transferidos a diversos países africanos a cuentas solo a nombre de Sofía y que, después de esos movimientos, quedaban apenas 800 euros. El matrimonio tenía cita en el banco la mañana siguiente a la noche de los hechos para aclarar qué estaba pasando con el dinero.

RELACIONADO: La Guardia Civil lo investigó desde el principio como un caso de violencia de género

Un misterioso caso que ha dado un giro inesperado a raíz de las investigaciones. Los vecinos de Arroyo de la Luz se muestran sorprendidos por las evidencias halladas y confían en que la investigación y la justicia pongan las cosas en su sitio. Mientras espera juicio, Santiago no tendrá que estar encerrado. El juez ha decidido dejarlo en libertad con la obligación de comparecer dos veces al mes y otras medidas cautelares. La investigación permanece abierta.