Más de 400 millonarios de Estados Unidos piden a Donald Trump que no les baje los impuestos

En una carta enviada a la Congreso piden a los políticos que no aprueben un recorte que puede "incrementar aún más la desigualdad"

por Tu otro diario /


El filántropo Steven Rockefeller, los fundadores de Ben & Jerry's, Ben Cohen y Jerry Greenfield, la diseñadora Eileen Fisher o el inversor George Soros son solo algunos de los más de 400 millonarios que esta semana han hecho una petición insólita al presidente de los Estaods Unidos, Donald Trump: que no les suba los impuestos. En una carta dirigida al Congreso de los Estados todos ellos denucnian que el Partido Republicano está comentiendo un error al bajar los imuestos de las familias más ricas mientras crece la deuda del país y la desigualdad está en los peores niveles desde los años 20.

Getty Images

A los fimrantes de la carta les preocupa la desigualdad y la falta de inversión en su país. (Getty Images)

La carta, de la que se hacen eco medios de Estados Unidos como el Washignton Post, ha sido promovida por la asociación Responsible Wealth (Riqueza responsable) e incluye a abogados, médicos, empresarios y directivos de algunas de la sprincipales empresas del país. "Creo que un recorte de impuestos es absurdo", decía Robert 'Bob'  Crandall, CEO de American Airlines. "Dicen que no podemos gastar más dinero, pero sí podemos costearles a los rricos un gran recorte de impuestos. No tiene sentido".

"Somos ricos a los que nos preocupa profundamente nuestra nación y su gente, y escribimos con una sola petición: no nos corten los impuestos", arranca el escrito. "Creemos firmemente que la forma de crear más trabajos de calidad y fortalecer la economía no es mediante reducciones de impuestos para los que más tenemos, sino invirtiendo en el pueblo americano", se afirma también en el escrito. 

RELACIONADO: Bill Gates sigue siendo el hombre más rico de EE.UU. y Trump cae 35 puestos

La Casa Blanca ha presentado un proyecto que incorpora rebajas múltiples para los estadounidenses más ricos. Implica una rebaja del tope fiscal del 39,6 por ciento al 38,5 y, sobre todo, elimina el impusto de sucesiones que actualmente grava las herencias por encima de los 5,49 millones de euros. Se calcula que que acutalmente lo pagan unas 5.000 familias al año. Según el Washington Post el nuevo paquete legislativo que preparan los republicano supondría incrementar la deduda del país en 1,5 billones de dólares (más de un 1,2 billones de euros). 

Desde la Casa Blanca argumentan que toda la reforma legislativa está pensada para incrementar las inversiones. Aseguran que el dinero que ahorren las empresas y los idnividuos en impuestos será utilizado pra poner en marcha nuevas empresas o construir más fábricas. "Todo está pensado para incrementar la inversión", aseguraba un alto cargo de la administración Trump en una reciente entrevista en la CNBC. Sin embargo, los firmantes de la carta aseguran que esa vinculación no está clara. "Tengo grandes ingresos. Si estos crecen no voy a invertir más. Simplemente ahorraré más", argumentaba Crandall.