El exconseller de Empresa Santi Vila abandona la cárcel tras pagar la fianza de 50.000 euros impuesta

Es el único de los exconsellers al que no se le ha impuesto como medida preventiva la prisión incondicional, aunque está acusado, como el resto, de rebelión, sedición y malversación

por Tu otro diario /


El exconseller de Economía Santi Vila ha depositado en la Audiencia Nacional los 50.000 euros de fianza que le exigió ayer la juez Carmen Lamela para eludir la prisión, en el marco de la causa en que le investiga por rebelión, sedición y malversación, y ha abandonado la cárcel de Estremera, donde ingresó en la tarde de ayer.

Santi Vila, a su llegada ayer a la Audiencia Nacional (EFE).

Santi Vila, a su llegada ayer a la Audiencia Nacional (EFE).

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, el exconseller ha pagado esta mañana la fianza en la cuenta de consignaciones de la Audiencia Nacional, tras haber pasado la noche en la cárcel madrileña de Estremera junto a otros seis exconsellers para quienes la juez dictó prisión incondicional.

Pau Molins, abogado de Vila, precisó que su cliente podría haber pagado la fianza ayer mismo por la tarde para evitar ingresar en la cárcel, pero el exconseller prefirió pasar la noche entre rejas en solidaridad con los ocho consellers destituidos que fueron encarcelados por orden judicial.

RELACIONADO: La jueza señala la 'fuga' de Puigdemont como una de las razones para enviar a prisión a Junqueras y a los exconsellers

En su declaración de ayer ante la juez de la Audiencia Nacional, el exconseller de Economía, que dimitió la víspera de que el Parlament votara la independencia, se desmarcó del resto de exmiembros del Govern al comparecer con un abogado propio, el penalista Pau Molins.

Además, Vila fue el único de los investigados que accedió a contestar a todas las partes, incluida la Fiscalía, mientras que el resto de los exconsellers optaron por responder sólo a las preguntas de sus defensas, representadas por los abogados Jaume Alonso-Cuevillas y Andreu Van Den Eynde.

RELACIONADO: Más noticias sobre la situación política en Cataluña

La juez Carmen Lamela, que investiga a los miembros del Govern de la Generalitat destituidos a raíz de una querella de la Fiscalía que les acusa de rebelión o sedición y malversación, acordó dictar fianza para Santi Vila, al tener en cuenta que, cuando dimitió, "desistió voluntariamente de proseguir con el proceso soberanista".

Una vez pagada la fianza de 50.000 euros que le exigía la magistrada, es previsible que Vila pueda abandonar la cárcel en las próximas horas.