Juncker dice que si Cataluña se independizara, otras regiones harían lo mismo

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, ha fijado la posición europea al cerrar la puerta a cualquier intervención y dejar claro que no quiere una Cataluña independiente que solo podría generar "más caos" en Europa

por Agencias /


El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, aseguró hoy que si Cataluña se independizara de España, otras regiones europeas harían lo mismo, y añadió que el Ejecutivo comunitario no actúa como mediador en esa situación porque se crearía "más caos" en la Unión Europea (UE).

Getty Images

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Getty Images/Archivo

"Si Cataluña se convierte en (un Estado) independiente, otros harían lo mismo. Eso no me gusta", afirmó el político durante un diálogo ciudadano con estudiantes en la Universidad de Luxemburgo. Y añadía: "No quiero una Unión Europea que dentro de 15 años esté formada por 90 países, sería imposible".

El jefe del Ejecutivo comunitario también ha explicado que la Unión Europea no piensa intervenir como mediador para salir de la crisis, a pesar de que así lo hayan solicitado desde la Generalitat, y ha recalcado que cuando la institución ha asumido ese papel lo ha hecho "entre Estados miembro".

RELACIONADO: Más noticias sobe la situación en Cataluña

Además ha señalado que "sólo una parte" ha llamado a la mediación europea y que ni él ni el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, podrían hacerlo porque "crearía mucho más caos" en la Unión Europea.

El exprimer ministro luxemburgués se ha mostrado "preocupado" por el desafío independentista y por el hecho de que la búsqueda de una identidad propia lleve a muchos a pensar que esa identidad "es incompatible" con la de otros.

Juncker también ha revelado que "hace tiempo" que pidió al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tomar "iniciativas" para que la situación "no se fuera fuera de control". "Se han hecho algunas cosas, otras han quedado intactas", ha añadido.

En cualquier caso ha llamado al "sentido de la responsabilidad de todos los actores" implicados y ha insistido en que la Comisión Europea "no interfiere" en este asunto.