Mariano Rajoy: 'No es posible aceptar como diálogo la imposición unilateral'

El presidente del Gobierno ha asegurado ante el pleno del Congreso que 'no hay mediación posible entre la ley democrática y la desobediencia o la ilegalidad'

por Agencias /


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido hoy de que "no es posible aceptar bajo la apariencia de un diálogo equívoco la imposición unilateral de puntos de vista que se saben imposibles de aceptar por una de las partes". Así lo ha señalado durante su comparecencia ante el Pleno del Congreso para explicar su posición ante el desafío separatista en Cataluña, en la que ha afirmado también que "no hay mediación posible entre la ley democrática y la desobediencia o la ilegalidad".

Mariano Rajoy

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su comparecencia sobre el desafío soberanista ante el pleno del Congreso de los Diputaldos este miércoles (EFE)

Ha instado a las autoridades catalanas a poner fin a esta "deriva" que tanto "daño" está haciendo a esta comunidad, "a su reputación, a su futuro y a su bienestar". Dicho esto, ha reivindicado la Cataluña "mestiza" y contar "con el catalanismo pactista e integrador que ha dado a Cataluña sus mejores momentos".

RELACIONADO: El Gobierno activa el artículo 155 al pedir a la Generalitat que aclare si ha declarado la independencia

En su comparecencia, Rajoy ha justificado su decisión de poner en marcha la vía del artículo 155 de la Constitución con la Generalitat de Cataluña por considerar que los dirigentes catalanes han usado "su posición institucional para perpetrar un ataque desleal y muy peligroso" contra la Constitución, la unidad de España, el Estatuto de Cataluña y "lo que es peor, contra la convivencia".

En este sentido, el jefe del Ejecutivo ha señalado que cualquier gobierno está obligado a defender la soberanía nacional y la unidad de España, que no puede "parcelarse" ni "malvenderse" ni ser objeto de "cambalaches", "carambolas" o "trucos de magia".

RELACIONADO: Puigdemont deja en suspenso su ambigua declaración de independencia de Cataluña y apela al diálogo

LOS PLAZOS DEL REQUERIMIENTO A PUIGDEMONT

Mariano Rajoy también ha explicado en el pleno del Congreso que en el requerimiento que el Gobierno ha enviado al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, le da de plazo hasta el lunes para responder si ha declarado la independencia, y si lo ha hecho, tendrá hasta el jueves para ordenar la revocación.

Rajoy ha explicado que el acuerdo que hoy ha adoptado el Consejo de Ministros consiste en requerir a Puigdemont para que "confirme si alguna autoridad de la Generalitat ha declarado la indepenencia o si su declaración de ayer implica la declaración de independencia al margen de que esta se encuentre o no en vigor".

En el caso de que la respuesta sea afirmativa o no haya respuesta, Rajoy ha precisado que se le requerirá a Puigdemont para que ordene la revocación de la independencia. A la primera tendrá de plazo para responder antes del lunes a las diez de la mañana, mientras que para proceder a la segunda, se le da de plazo hasta el jueves, según ha explicado el presidente en su turno de réplica en el pleno que hoy se está celebrando en el Congreso para explicar las medidas adoptadas por el Gobierno en relación con la crisis en Cataluña.

LA INDEPENDENCIA: NO ES PACIFICA NI GRATUITA

"El independentismo está a punto de dar al traste con la mejor época de Cataluña en toda su historia. Y la implacable realidad ha desmontado de un plumazo todas las falsedades en las que se había cimentado el mito de una independencia de cuento hadas. No es pacífica, no es gratuita, no será reconocida por Europa y ahora todo el mundo sabe que tiene costes y muy elevados", ha avisado.

Rajoy ha recalcado que un referéndum "fraudulento" no puede llevarse por delante a una comunidad de 7,5 millones de personas y el cuarto país de la UE. Según ha recalcado, España "no se va a romper mientras no lo decidan así sus ciudadanos".

RELACIONADO: Más noticias sobre el desafío soberanista

CONTAR CON EL CATALANISMO PACTISTA E INTEGRADOR

Dicho esto, el presidente del Gobierno ha asegurado que el futuro de Cataluña pasa por cerrar la fractura y restañar las heridas. "Hay que reencontrar esa Cataluña mestiza que tanto ha contribuido al bienestar y al progreso. Y tenemos que contar para ello con el catalanismo pactista e integrador que ha dado a Cataluña sus mejores momentos", ha enfatizado.

Rajoy ha asegurado que él es firme partidario del diálogo, pero ha recalcado que debe ser en el marco de la Constitución y la ley, no para acordar lo que está "prohibido" en el artículo 2 de la Constitución española. "Eso es a algo que deben tener en cuenta los mediadores que se han ofrecido", ha dicho, para añadir que "no hay mediación posible entre la ley democrática o la desobediencia o la ilegalidad".