Noelia de Mingo, la doctora que mató a tres personas en Madrid, queda en libertad bajo custodia familiar

Fue condenada en 2006 a 25 años de internamiento psiquiátrico por matar a tres personas en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, pero los informes coinciden en que 'no es un peligro para los demás ni para sí misma'

por Agencias /


Noelia de Mingo, la doctora que fue condenada en 2006 a 25 años de internamiento psiquiátrico por matar a tres personas en la Fundación Jiménes Díaz de Madrid, recibirá a partir de ahora tratamiento ambulatorio y quedará bajo custodia familiar.

Noelia de Mingo

Noelia de Mingo quedará en libertad bajo custodia familiar. (EFE)

La decisión toma en consideración las recomendaciones apuntadas en los últimos informes médico-psiquiátricos, que apuntaban a que en los últimos años la interna se había enfrentado a situaciones de alto estrés sin que ello hubiera desencadenado ninguna afectación psicopatológica. 

La doctora, que tras el desgraciado episodio fue diagnosticada de una esquizofrenia paranoide, ha mantenido durante estos diez años una 'estabilidad' psicopatológica sin 'ninguna recaída'. Poco a poco sus permisos, que al principio eran de unas pocas horas y acompañada por psicólogos, se han ido ampliando. La excelente respuesta de la interna ha llevado a concluir de forma unánime a los psiquiatras, psicólogos y al equipo multidisciplinar del hospital penitenciario en el que se encontraba interna que, independientemente de la graveda del delito que cometió, De Mingo debía recibir el alta y reincorporarse a la vida en sociedad. 

RELACIONADO: Los motivos por los que se recomendó la libertad de Noelia de Mingo

En este tiempo además ha realizado diversas actividades, como recorrer el Camino de Santiago con otros internos, esudiar un máster y varias lenguas en la Escuela Oficial de Idiomas, como portugués, valenciano e inglés.

Noelia de Mingo había ingresado la pasada semana de nuevo en el psiquiátrico de Fontcalent, en Alicante, tras pasar tres meses de permiso ese verano. Quedará a partir de ahora a cargo de su madre y bajo la "estricta vigilancia de clínica de su psiquiatra de cabecera, quienes deberán de forma puntual informar al tribunal de la evolución de su dolencia, por si fuese necesario aplicar medidas terapéuticas de urgencia.

RELACIONADO: Toda la información sobre el caso Noelia de Mingo