¿Cómo se convoca un referéndum legal en España?

La legislación española recoge la posibilidad de convocatoria de un referéndum, pero con unos cauces y procedimientos muy concretos que nada tienen que ver con los empleados en Cataluña

por Tu otro diario /


El referéndum no es un procedimiento extraño a la legislación española, donde este derecho viene recogido desde la Constitución en su artículo 92 y fue desarrollado posteriormente en una ley orgánica en 1980.

Cuando desde el Gobierno central se alude a la ilegalidad del referéndum en Cataluña no es porque exista ningún tipificado como delito el convocar una consulta de estas características, sino porque no se ha hecho conforme a la legalidad vigente que estipula con mucha concreción quién, cuándo, cómo y para qué se puede convocar un referéndum en España. 

¿Qué?

El objeto de los referendos viene estipulado desde la propia Constitución del 78 que establece que han de convocarse para “decisiones políticas de especial trascendencia”. Señala además que se tratará de referendos consultivos, es decir, que su resultado no sería vinculante (salvo en el caso de los referendos constitucionales).

Consulta Gtresonline

Un participante de la consulta del 9N deposita su voto en una urna. (Gtresonline)

¿Quién?

En la ley orgánica de 1980 en el que se desarrolla el derecho constitucional señala que la autorización para la convocatoria de un referéndum es competencia exclusiva del Estado. 

¿Cómo?

El procedimiento además es el siguiente: el Presidente del Gobierno propone la consulta, que debe ser autorizada por el Congreso de los Diputados por mayoría absoluta, y ha de ser el Rey quien oficialmente lo convoque. Se ha de especificar el contenido exacto de la pregunta en el momento de la convocatoria, así como la fecha en la que se celebrará. 

RELACIONADO: Toda la información sobre la situación política en Cataluña

Estatutos de Autonomía:

El ordenamiento jurídico también prevé que se puedan convocar referendos en las autonomías. No obstante, su contenido siempre ha de referirse a los Estatutos de Autonomía a la reforma de los estatutos previamente aprobados y en vigor en cada comunidad autónoma. En cuanto al procedimiento, debe seguir lo estipulado en la norma autonómica en cada caso. 

Referéndum Constitucional:

Un referéndum como el que se propone en Cataluña entraría dentro de la categoría de ‘referéndum constitucional’, por cuanto la propuesta de secesión afecta a la soberanía nacional. En este caso los requisitos son aún más exigentes y vienen regulados en  los artículos 167 y 168 de la Constitución: habría que aprobar la propuesta por mayoría de dos tercios de cada cámara y proceder a la disolución inmediata de las Cortes para convocar elecciones. Las nuevas Cortes han de aprobar también la propuesta que, finalmente, sería sometida a referéndum para su ratificación por parte del conjunto de los ciudadanos del país. El resultado en este caso es vinculante.

Consultas populares:

Otra herramienta similar al referéndum es el de las consultas populares que realizan algunos ayuntamientos para recabar la opinión ciudadanas respecto a temas concernientes a su gestión.  La consulta viene prevista en la ley de 1980, aunque no la regula.

RELACIONADO: El Constitucional suspende la ley catalana de ruptura y la Fiscalía ordena a las fuerzas de seguridad que impidan el referéndum

Más específica es la ley del 85 sobre el régimen local, que señala: “De conformidad con la legislación del Estado y de la Comunidad Autónoma, cuando ésta tenga competencia estatutariamente atribuida para ello, los Alcaldes, previo acuerdo por mayoría absoluta del Pleno y autorización del Gobierno de la Nación, podrán someter a consulta popular aquellos asuntos de la competencia propia municipal y de carácter local que sean de especial relevancia para los intereses de los vecinos”.