Cinco españolas que han vencido al cáncer se embarcan en un reto polar para demostrar que no hay quien las pare

Encarnación, Esther, Ana Belén, Lorena y Micaela recorrerán 200 kilómetros a pie y 100 de navegación en las condiciones más hostiles del Polo Norte

por Tu otro diario /


Cinco españolas que han padecido cáncer, Encarnación, Esther, Ana Belén, Lorena y Micaela, "el apellido es lo de menos porque representan a las mujeres que han vencido al cáncer", retarán al hielo, los ríos y glaciares del Ártico en la expedición Reto Pelayo Vida Polar 2017 que partir el próximo lunes desde Madrid. Se trata de un desafió que mezcla ilusión, trabajo en equipo y fuerza mental para hacer frente a los 200 kilómetros a pie y más de 100 de navegación en las condiciones más hostiles del Polo Norte.

La Reina Letizia las recibió ayer en el Palacio de la Zarzuela (EFE).

La reina Letizia las recibió ayer en el Palacio de la Zarzuela (EFE).

Las expedicionarias, que el pasado martes recibieron el apoyo de la reina Doña Letizia y este miércoles de Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, sortearán en su aventura zonas de grietas, hielo quebradizo, ríos y lagos glaciares, grandes llanuras a temperaturas extremas y muchos kilómetros de navegación entre icebergs a lomos de un kayak.

Son cinco mujeres que aceptan el reto de vivir una aventura en el Ártico con el fin de demostrar que después del cáncer hay vida y animar a otras pacientes a superar la enfermedad. La III Edición del Reto Pelayo, partirá hacia Groenlandia el próximo lunes día 11 de septiembre y regresará el 28, es un proyecto creado por el periodista y escritor Eric Frattini.

Esta aventura sirve de espejo y de ejemplo de superación de una enfermedad como el cáncer, que cada año padecen, tratan y superan miles de mujeres en nuestro país. Primero fue el ascenso al Kilimanjaro en 2015, después la travesía del Atlántico en 2016, ahora el Polo y las desconocidas e inexploradas tierras de los inuits.

RELACIONADO: Más historias de interés humano

Las aventureras, seleccionadas entre cientos de aspirantes, tienen entre 35 y 51 años, no son deportistas profesionales, pero son mujeres enamoradas del deporte, el desafío y la aventura, "porque han sido pilares muy importantes para vencer el cáncer y tener una recuperación satisfactoria", explica Frattini.

"El objetivo de esta expedición, respaldada por la Fundación La Vida en Rosa es trasladar un mensaje de esperanza y lucha a todas aquellas mujeres que han padecido o estén actualmente en tratamiento de esta enfermedad, demostrando que puede superarse", indica Frattini. El origen de esta fundación se encuentra en "Corre en Rosa", un movimiento nacido para ayudar a las pacientes a recuperarse física y mentalmente.

En el acto de presentación participaron junto a las participantes Lucía González Cortijo, presidenta de La Fundación La Vida en Rosa; José Boada, presidente del Grupo Pelayo; Lorena Blázquez, portavoz de la expedición y Alberto Francés, médico traumatólogo de Quirón salud ,que será el médico oficial de la expedición.