Francia, en vilo, se enfrenta a sus elecciones más complicadas

La primera vuelta, que se celebra este domingo tras el shock del último atentado, podría arrojar un resultado sorprendente en un escenario de empate técnico entre los cuatro principales candidatos y cerca de un 30 por ciento de indecisos

por Tu Otro Diario / Agencias /


Francia se enfrente a sus elecciones más complicadas con un clima político marcado por los atentados yihadistas y el declive de los partidos tradicionales. 

Este domingo 23 de abril la primera vuelta de los comicios se celebrará todavía bajo el shock del último atentado perpetrado en París la noche del jueves, en la que murió un policía. En total, el país llora más de 230 muertos en atentados desde que se decretara el estado de emergencia hace ya dos años. 

Getty Images

Los sondeos apuntan a Macron como favorito, pero con un margen muy ajustado. (Getty Images)

El impacto de esta última acción terrorista podría ser determinante en unos resultados que se auguran inciertos: los últimos sondeos, publicados este viernes por Ipsos, dan como favoritos al centrista Emmanuel Macron, líder de En Marche!, y la ultraderechista del Frente Nacional Marine Le Pen, con un 24 y un 22 por ciento respectivamente.

Por detrás se quedarían François Fillon, del Partido Republicano y el aspirante izquierdista Jean-Luc Mélenchon, de Francia Insumisa, ambos con un 19 por ciento de estimación de voto. 

Se trata de márgenes muy ajustados que podrían variar en las últimas horas de una carrera electoral inusual. Máxime cuando el porcentaje de indecisos se sitúa por encima del 27 por ciento.

RELACIONADO: Así son los candidatos que podrían llegar a gobernar Francia

Por su parte, el socialista Benoît Hamon pierde medio punto porcentual con respecto al último sondeo de este instituto y se sitúa en el 7,5 % de los sufragios, y los seis candidatos restantes no obtendrían más del 5 %.

UNA CAMPAÑA INUSUAL

El tablero electoral en Francia se ha revolucionado en los últimos meses. Si bien el candidato republicano, François Fillon partía como favorito, el escándalo de los empleos ficticios con los que habría beneficiado durante años a su mujer y a sus hijos ha dinamitado sus opciones. Con todo, Fillon se ha resistido a renunciar a su liderazgo en un partido que, por otra parte, carecía de candidato alternativo, y aún aspira a sobrepasar el primer corte fiándose al voto católico, rural y conservador, alejado de los postulados xenófobos y antieuropeos del Frente Nacional. 

Por su parte, Emmanuel Macron ha sido la gran revelación de la campaña con un programa, que trata de hacer equilibrios entre la izquierda y la derecha y que se caracteriza por su declarado europeísmo. Con tan solo 39 años, el exministro de economía confía en sus opciones para llegar al Elíseo.

RELACIONADO: Macron se impondrá a Le Pen en la segunda vuelta de las elecciones

Marine Le Pen, en ligera caída en los sondeos en los últimos días, se ha apresurado a comparecer ante los medios tras el último atentado para reclamar un cierre inmediato de las fronteras.

"A este Gobierno efímero, dirigido por la inacción, le pido que ordene la restauración inmediata de nuestras fronteras nacionales", dijo la candidata eurófoba desde su sede de campaña en París con gesto circunspecto y vestida de negro riguroso.

En una intervención inusual, el primer ministro, Bernard Cazeneuve, encarnó la respuesta del Gobierno francés, especialmente indignado con las invectivas de Le Pen.

"Busca, como después de cada drama, aprovecharse para instrumentalizar y dividir. Busca explotar, sin ninguna vergüenza, el miedo y la emoción con fines exclusivamente políticos", denunció Cazeneuve.

RELACIONADO: A Marine Le Pen le embargan la mitad del sueldo

La otra sorpresa de la campaña ha sido el candidato de Francia Insumisa, quien se ha convertido en el referente de la izquierda francesa tras el hundimiento en las encuestas del socialista Benoit Hamon. A Jean-Luc Mélenchon le ha sido especialmente propicia la campaña, que le ha permitido acercarse a las primeras posiciones dando muestras de su carisma. Este viernes advertía de que el pase a la segudna vuelta, que se celebrará el próximo 7 de mayo, se decidirá por un puñado de votos.