La decepción de los padres de Diana Quer ante el archivo provisional del caso: 'Es una noticia muy triste'

Se seguirá buscando a su hija y se investigarán las pistas que surjan, pero no hay indicios para acusar a nadie, por lo que de momento se archiva el caso y se levanta el secreto de sumario

por Europa Press/Tu Otro Diario /


El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Ribeira (A Coruña) ha decretado el sobreseimiento provisional de la causa que se sigue por la desaparición de la joven madrileña Diana Quer, de la que se perdió la pista el 22 de agosto del año pasado. Esta decision ha provocado malestar en los padres de la joven, que no han ocultado su decepción al salir de los juzgados.

Los padres de Diana Quer con un cartel tras su desaparición (Europa Press).

Los padres de Diana Quer con un cartel tras su desaparición (Europa Press).

Según han informado desde el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, el juez ha tomado esta decisión dado que, por el momento, "no existen indicios" para dirigir el caso "frente a alguna persona determinada", aunque aclara que "es necesaria la continuación de la investigación" por lo que los agentes encargados del caso seguirán reuniendo pistas y efectuando pesquisas que puedan conducirles a dar con el paradero de la joven o a saber lo que le ha ocurrido.

Los padres de Diana Quer han acudido este miércoles personalmente a los juzgados de Ribeira para reunirse con el magistrado, que les ha explicado los motivos de esta decisión, así como su intención de levantar el secreto de sumario que hasta ahora pesaba sobre las actuaciones.

RELACIONADO: Seis meses sin Diana Quer: todas las claves del caso

Los dos han salido visiblemente contrariados con las decisiones que ha tomado el juez. De hecho, la madre de la joven, Diana López Pinel, aseguraba antes de entrar que lo único que deseaba es que no se levantase el secreto del sumario, un deseo que comparte con su exmarido, Juan Carlos Quer. Los dos creen que dar publicidad a la investigación podría contribuir a dar pistas que podrían ser usadas a su favor por las personas que mantienen en su poder a su hija o que contribuyeron a su desaparición.

A su salida de los juzgados, Diana López Pinel no ha querido hablar con los medios que se congregaban en la puerta y se ha limitado a decir que el resultado de su entrevista con el juez "no ha sido positivo". Juan Carlos Quer, por su parte, ha mostrado su "respeto" por la decisión del juez, que no comparte "en modo alguno".

Visiblemente afectado y con la voz entrecortada, ha calificado el sobreseimiento de una "muy triste noticia" para él, para su familia y para su hija y cree, además, que "en modo alguno" facilitará el trabajo de los investigadores. Ha pedido asimismo el máximo respeto a los medios de comunicación.

RELACIONADO: El hallazgo del móvil de Diana, el mayor hito de la investigación

El caso se mantiene bajo secreto de sumario desde el 22 de agosto de 2016, cuando Diana Quer, que vivía en Pozuelo de Alarcón (Madrid) con su madre y su hermana desapareció al regresar de unas fiestas locales en A Pobra do Caramiñal (A Coruña), donde veraneaba. Esta semana se cumple el plazo para renovar el secreto de las actuaciones y el juez ha decidido que lo levantará.

Hasta la fecha, las pesquisas que se han llevado a cabo han sido infructuosas y todas las hipótesis siguen abiertas. El mayor hito en estos meses fue la aparición del teléfono móvil de la joven, pero este hallazgo, el único vestigio de Diana Quer en ocho meses, no ha arrojado luz sobre el caso, pese a las esperanzas de los investigadores.