Donald Trump responde sobre Rusia, sus negocios y el muro con México en su primera rueda de prensa

El presidente electo ofrece su primera rueda de prensa en medio de la polémica por las supuestas presiones de Putin y da algunas claves sobre su futuro mandato

por Tu otro diario /


Donald Trump ha ofrecido su primera rueda de prensa en medio de una gran expectación. No en vano se trataba de la primera comparecencia desde que ganó las elecciones el pasado 8 de noviembre y a solo nueve días de su proclamación. 

Cordon Press

Trump durante su primera rueda de prensa desde las elecciones. (Cordon Press)

Además, había anunciado que aceptaría preguntas en un momento en el que se multiplicaban las dudas sobre su política económica, respecto a su política internacional o  a sus intenciones en materia nuclear. También sobrevolaba la duda de cómo compatibilizaría sus negocios con el cargo de presidente de los Estados Unidos. 

Trump ha comparecido también en medio de la polémica por las supuestas presiones de Rusia sobre el magnate. Una información desvelada por informes de las agencias de Inteligencia del país y que se ha divulgado en varios medios estadounidenses.

Pocas horas antes de la rueda de prensa Trump ha negado por Twitter las acusaciones: "No tengo nada que ver con Rusia: Ningún acuerdo, ningún préstamo, nada de nada!", ha insistido. Y ha arremetido contra los autores de los informes: “Un último tiro contra mí. Estamos viviendo en la Alemania nazi?", se ha preguntado.

RELACIONADO: Donald Trump nombra a su yerno, Jared Kushner, asesor de la Presidencia de Estados Unidos

Trump ha comenzado de hecho refiriéndose precisamente a esta polémica. “Esto nunca se tenía que haber publicado”.

Ha pasado enseguida  a referirse a su política económica.“Se van a anunciar grandes noticias sobre grandes empresas y fábricas que se van a quedar en nuestro país”. En este sentido ha citado la decisión de Ford de mantenerse en Estados Unidos. “Espero que la próxima sea General Motors”.

Y añadía poco después: “Vamos a ser el mayor productor de empleo que ha creado Dios jamás”.

“Hay gente increíble que va a venir y van a hacer cosas preciosas en este país y van a estar emocionados. Si las elecciones no hubieran salido así, estarían en otros países”.

En el mismo sentido ah deslizado la idea de que la industria farmacéutica debería regresar a los Estados Unidos.

RELACIONADO: De dónde proviene la gran fortuna de Donald Trump

Sobre la toma de posesión del próximo día 20 ha declarado que “va a ser un acto maravilloso”.

Una vez abierta la ronda de preguntas ha tenido que referirse de nuevo al caso de ‘hackeo’ y la polémica con Rusia, Trump ha deslizado una acusación: “Probablemente ha sido China”.

SOBRE LOS NEGOCIOS

No hay incompatibilidades legales en el caso del presidente y del vicepresidente, pero los posibles conflictos de intereses eran uno de los temas estrella de esta comparecencia. Trump ha anunciado que quiere evitar cualquier sombra de duda por parte del pueblo norteamericano y ha anunciado que transferirá el control de su imperio financiero a sus hijos.

RELACIONADO: Donald Trump reparte grandes cargos entre el ala más dura de los republicanos

"Puedo gestionar mis negocios y ser presidente a la vez, pero no lo voy a hacer", respondía.

POLÍTICA SANITARIA

Respecto a su programa de salud ha confirmado su intención de derogar el llamado 'Obamacare'. "Es un desastre total, pueden decir lo que quieran". 

Trump ha anunciado que presentarán un plan para derogar y sustituir el programa estrella del presidente saliente. 

'MÉXICO PAGARÁ EL MURO'

Otra de las preguntas que sobrevolaban la sala de prensa desde el principio era el polémico compromiso de Trump de construir un muro en la frontera con México. Trump ha sido muy claro en esta materia: "Lo vamos a construir. Podemos tardar un año o un año y medio, pero lo vamos a construir".

RELACIONADO: El conciliador discurso de Donald Trump tras alzarse con la victoria

Preguntado sobre quién asumirá los costes de esta obra faraónica ha asegurado que "de alguna manera, México lo devolverá". En este sentido ha sugerido que el país vecino no lo pagaría en primera instancia, sino que "será un reembolso".

"México se ha aprovechado de los Estados Unidos", concluía.