Consejos para que tu hijo navegue de forma segura en Internet

La edad media con la que los menores españoles se inician en el uso de Internet se sitúa en torno a los nueve años, según datos publicados y recogidos por la empresa española del sector de las nuevas tecnologías y redes inteligentes Monsan.

por Europa Press /


Asimismo, el 41% de los niños de once años ya cuenta con un teléfono móvil y un 40% de los menores de entre nueve y trece años de edad cuenta con perfiles en estas plataformas sociales, pese a que existe un límite de edad para registrarse en ellas, según recuerda la compañía.

Niño

El 40 % de los menos de 10 años tiene un perfil en las redes sociales (Fotolia)

Tal y como señala Monsan, son los más jóvenes quienes dominan las redes sociales a la perfección y saben sacarle el máximo partido. Sin embargo, Monsan advierte de que un uso inapropiado de instrumentos como el móvil o la tablet para acceder a las redes sociales expone a adultos y sobre todo a menores, los más vulnerables, a ciertos riesgos. 

Según explica la compañía responsable del estudio, actualmente existe no sólo un aumento exponencial de delitos y fraudes a través de dispositivos móviles, sino también un incremento del 'grooming', término con el que se hace referencia al acoso digital de un adulto a un menor.

"Los depredadores sexuales se acercan a los menores creando perfiles falsos en distintas redes sociales en los que fingen y falsean ser un adolescente como ellos -explican desde la compañía-. Una vez se ha producido el acercamiento es cuando empieza el acoso y la coacción".

La respuesta que propone Monsan a esta situación y, así, evitar la desprotección de los menores en la red, se encuentra en la educación. Por este motivo, la compañía insta a padres y profesores a colaborar juntos para que los menores hagan un buen uso de estas tecnologías y sean conscientes de los peligros que corren si hacen lo contrario.

Para ello, es importante según Monsan, que se tengan en cuenta algunas medidas como, por ejemplo, no revelar datos personales ni claves a personas desconocidas, o que los padres tengan acceso a las cuentas de Internet de sus hijos menores de edad.