El padre de Diana Quer, abatido: 'Las expectativas de encontrarla con vida no son las mejores'

Piensa que hallarla sana y salva sería casi "un milagro", según confesó ayer, abatido, tras declarar en el juzgado sobre la custodia de su hija menor, Valentina, que le fue retirada a su exmujer.

por Europa Press /


Cada día que pasa cae como una losa sobre Juan Carlos Quer y Diana López-Pinel, los padres de Diana Quer, la joven madrileña de 18 años desaparecida en A Pobra do Caramiñal el pasado 22 de agosto y de la que nada se sabe hasta la fecha.

Juan Carlos Quer, a la salida de los juzgados (EFE).

Juan Carlos Quer, a la salida de los juzgados (EFE).

Juan Carlos Quer ha querido hacer un "último llamaiento a todos los ciudadanos españoles" para que si saben algo que pueda ser relevante para la investigación aporten "algo de luz".

No obstante, sus esperanzas empiezan a desvanecerse y así lo confesaba él mismo: "Sé que las expectativas de encontrar a mi hija con vida no son las mejores", decía, para calificar más tarde como un "milagro" que Diana apareciese ahora sana y salva.

RELACIONADO: La madre de Diana Quer declarará este viernes por partida doble en el juzgado

"Me consta que en la investigación se está poniendo por parte de la Policía Judicial, Dirección General de la Guardia Civil, todos los esfuerzos humanos y los recursos técnicos para dar solución a este problema, hay que confiar en su trabajo".

"Por nuestra parte confiar en Dios y que Diana se lo merece, hombre, que se lo merece, que de verdad se lo merece... que ha sido una niña que... vamos a dejarlo ahí". Y en ese punto ha tenido que dejar de hablar, emocionado al recordar a su hija.

Diana con su padre durante las vacaciones (Ayuda Diana María Quer/Facebook).

Diana con su padre durante las vacaciones (Ayuda Diana María Quer/Facebook).

"Como le dije en el último regalo que le hice a mi hija Diana con 18 años -le regalé un video emotivo pero que intentaba de trasladar un mensaje de verdad y de reacción-: 'Hija, la verdad en la vida lo redime todo", ha recordado. Juan Carlos Quer ha asegurado que no haría más declaraciones en el futuro.

Los padres de Diana y Valeria, cuyo divorcio ha sido muy traumático, se han enzarzado en un cruce de descalificaciones sobre su idoneidad para encargarse de las dos hermanas y la desaparición de la mayor no ha hecho más que ahondar en las diferencias entre ellos y recrudecer su doloroso conflicto.

RELACIONADO: Arancha de Benito cuenta cómo su hija ha sido interrogada por la desaparición de Diana Quer

El último capítulo de sus desavenencias tuvo como desenlace la retirada de la custodia de la hija menor, Valeria, a la madre. Un juzgado actuó de oficio y se la concedió cautelarmente al padre.

La adolescente, de 16 años, y su padre acudieron ayer al juzgado para declarar sobre este asunto, mientras que Diana López-Pinel lo hará mañana viernes.