Brecha salarial, peor empleo, menos oportunidades... Radiografía de la desigualdad laboral de la mujer

Se ha avanzado mucho en igualdad, pero aún queda mucho por hacer. Según Eurostat, se está disparando la tasa de empleo de media jornada en madres trabajadoras y las mujeres cobran de media un 16% menos por el mismo trabajo.

por Tu otro diario /


Desde que la mujer se empezase a incorporar al mercado laboral, ha habido grandes avances en materia de igualdad con los hombres, pero persisten desigualdades que hacen que continúe aún una situación de desventaja para ellas.

Dos mujeres trabajando en una oficina en 1921 y una mujer teletrabajando mientras cuida a sus hijos (Reuters/Cordon Press - Gtresonline).
Dos mujeres trabajando en una oficina en 1921 y una mujer teletrabajando mientras cuida a sus hijos (Reuters/Cordon Press - Gtresonline).

La tasa de empleo de media jornada de las mujeres se dispara en la UE con el número de hijos, algo que no sucede en el caso de los hombres, según los datos publicados por la oficina estadística de la UE, Eurostat. Esta discriminación se suma a la desigualdad salarial, ya que se mantiene que las mujeres cobran de media un 16 por ciento por ciento menos.

"Con o sin hijos, es más frecuente que las mujeres tengan trabajos a media jornada en casi todos los Estados miembro de la UE. Sin embargo, la diferencia se amplía con el número de hijos", explica Eurostat en un informe publicado con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra hoy.

En concreto, señala que el porcentaje de mujeres sin hijos con trabajos de media jornada de entre 25 y 49 años de edad era del 20 por ciento en 2014, en comparación con el 8,2 por ciento de los hombres en ese mismo grupo de edad.

Esta cifra se incrementa hasta el 31,3 por ciento para las mujeres con un hijo (5,1 para los hombres); al 39,2 por ciento para mujeres con dos hijos (4,8 para los hombres) y al 45,1 para las que tienen tres o más hijos (7 por ciento para los hombres).

"Dicho de otra forma, en la UE, cuantos más hijos tiene una mujer, más probable es que trabaje media jornada, mientras que para los hombres es al revés. Esta tendencia general se observa en la abrumadora mayoría de los Estados miembro", apunta Eurostat.

Los países con una mayor tasa de empleo de media jornada entre las mujeres son Alemania, Austria, Reino Unido y Países Bajos. En el caso de España, no se detectan grandes diferencias con el número de hijos. El porcentaje de mujeres trabajando a media jornada es del 21,5 por ciento para las mujeres sin hijos; del 29,7 por ciento para las mujeres con un hijo; del 29,9 por ciento para las mujeres con dos hijos y del 30,7 por ciento para las mujeres con ters o más hijos.

Sin embargo, las diferencias son notables al compararlas con esta tasa entre los hombres españoles, ya que el porcentaje de trabajo de media jornada es del 9,5 por ciento para los hombres sin hijos; del 6,6 por ciento entre los que tienen un hijo; del 5,2 por ciento para los que tienen dos hijos y del 7,6 por ciento entre los que tienen tres o más hijos.

BRECHA SALARIAL

Eurostat también destaca la brecha salarial entre hombres y mujeres, ya que las mujeres cobran de media un 16 por ciento menos que los hombres. Es decir, que por cada euro que cobra un hombre en su salario, una mujer cobra 84 céntimos. España estaría en el vagón de cola, con las mujeres cobrando un 18,8 por ciento menos que los hombres, el sexto peor dato de la UE.

En el lado positivo, la brecha salarial es de menos del 5 por ciento en Eslovenia o Malta, mientras que supera el 20 por ciento en Estonia, Austria, República Checa, Alemania o Eslovaquia.

Sin embargo, Eurostat subraya que estos datos no siempre revelan desigualdad en un mismo trabajo, ya que influye la formación y la experiencia o cuestiones sectoriales, como que los hombres sean más numerosos en empleos mejor pagados.

MENOS OPORTUNIDADES

Las mujeres tienen, a nivel mundial, menos oportunidades que los hombres para generar desarrollo económico y financiero, según informa la Fundación Microfinanzas BBVA.

Así, la fundación ha apuntado que garantizar sus derechos y ofrecerles oportunidades para alcanzar su pleno potencial permitiría acelerar al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que las Naciones Unidas han planteado como fundamentales para lograr un mundo sin pobreza extrema en 2030.

En este sentido, el director de Análisis y Estudios de la Fundación Microfinanzas BBVA, Giovanni di Plácido, ha afirmado que "la generación de autoempleo es una vía efectiva para lograr el empoderamiento femenino. En la actualidad, solo el 30% de los negocios en el mundo son creados y dirigidos por mujeres y, además, se concentran en micro y pequeñas empresas".

MENOR ACCESO A PUESTOS DE RESPONSABILIDAD

España ocupa el vigésimo puesto mundial y el tercero de la Unión Europea (UE) en presencia de mujeres directivas en empresas, con un porcentaje del 26%, cifra ligeramente superior a la media global y de la UE, situadas ambas en el 24%, según el estudio internacional Women in Business 2016 de Grant Thornton, que analiza la situación del liderazgo femenino en el mundo a partir de más de 5.500 entrevistas a directivos y directivas de 36 países (200 en España).

En el caso de la UE, Italia (con un 29% de los cargos directivos desempeñados por mujeres), y Francia (con un 28%), lideran el ránking de las grandes economías de la UE, por delante de España (26%), del Reino Unido, (21%), y de Alemania, con tan sólo un 15%. De hecho, la presencia de la mujer en la dirección empresarial alemana ha bajado un punto desde que se iniciara el estudio en 2004, mientras que ha subido en el resto de Europa.

El ránking mundial del liderazgo femenino lo encabeza Rusia, donde las mujeres ocupan el 45% de los puestos directivos. Le siguen Filipinas y Lituania, ambas con un 39%. El resto de los primeros puestos está ocupado por una combinación de países del este de Europa (Lituania, Estonia, Letonia y Polonia) y del sudeste asiático (Tailandia, Indonesia y China). En los últimos puestos se sitúan Japón, con tan sólo un 7% de sus cargos directivos desempeñados por mujeres; Alemania, con el 15%; e India, con el 16%.