Justicia e interior

Giro en el juicio de Asunta: El fiscal apunta a que Rosario Porto pudo asfixiar sola a la niña

Giro en el juicio de Asunta: El fiscal admite la posibilidad de que Rosario Porto asfixiase sola a la niña

 

- En las conclusiones definitivas, ha propuesto una redacción alternativa en la que figura literalmente lo siguiente: "Ambos [padres] o al menos, Rosario Porto, en ejecución de un plan preconcebido, la asfixiaron hasta causarle la muerte" a Asunta.

 

- Todo sobre el 'caso Asunta'

 

El fiscal del juicio por la muerte de Asunta Basterra, Jorge Fernández de Aranguiz, no exculpa al padre de Asunta, Alfonso Basterra, pero deja abierta la posibilidad de que el crimen fuera cometido materialmente de forma exclusiva por la madre de la niña, Rosario Porto. A ambos les imputa la concepción de un plan para matar a Asunta.

 

En la primera intervención de la jornada de conclusiones definitivas, el fiscal ha propuesto una redacción alternativa a un párrafo incluido en las conclusiones provisionales, el relativo a la asfixia de la víctima.

 

Según la nueva redacción, Fernández de Aranguiz considera que en un momento dado entre que Asunta fue trasladada a Montouto y las 20.00 horas del 21 de septiembre de 2013 "ambos -padres- o , al menos, Rosario Porto, en ejecución de un plan preconcebido, la asfixiaron hasta causarle la muerte".

 

En la defensa de estas conclusiones, el fiscal ha tomado la palabra y ha puesto un ejemplo para ilustrar su tesis. Ha dicho que si tres personas se ponen de acuerdo para matar a otra y solo una aprieta el gatillo, tan culpables son las otras dos personas como la que ejecuta el asesinato. Por tanto, la tesis del fiscal es que los dos son igualmente responsables.

 

El fiscal dice que la muerte se produjo mediante asfixia y que en el momento en que se produjo esta "sofocación" estaba con la madre "y no descarto que con el padre", ha señalado. También ha relatado que estaba con ambos cuando se le suministraron las 27 pastillas de lorazepam. "¿Qué finalidad tiene esta cantidad de medicamento? (...) Matarla". "Sedarla está instrínsecamente unido a la ejecución de este asesinato", ha subrayado.

 

"Hay acuerdo entre los acusados, pero en el plan que tienen sale algo mal, lo que no controlan es cuándo la iban a encontrar [a Asunta]. No hay una agresión sexual y ustedes comprenden perfectamente que desviar la atención hacia ese tercero que apareció en el desarrollo de nuestra historia no es gratis, todo lo que ha sufrido ese señor y la familia... Ahí tenemos la segunda víctima", ha explicado en alusión a Ramiro Cerón, el hombre cuyo ADN apareció en la camiseta de Asunta y que estuvo imputado, aunque se le liberó cuando se probó que él estaba en Madrid el día de los hechos.

 

Jorge Fernández de Aranguiz le ha hecho ver al jurado la importancia de que ni Rosario Porto ni Alfonso Basterra han sabido dar explicación a la ingesta de lorazepam (principio activo del Orfidal que tomaba la madre de la niña) por parte de Asunta, un consumo que, según han contado los forenses que analizaron el cabello de la niña, fue recurrente durante los "tres o cuatro meses" previos a su muerte.

 

Respecto a la aparición del cadáver de la niña en la pista forestal, ha incidido en que, por la relación afectiva que lógicamente les unía a la niña "no tiran el cadáver, sino que lo colocan" en la pista forestal donde apareció. De hecho, ha relatado, Asunta estaba atada "y la desatan". "¿Por qué dejan entonces allí las cuerdas?", ha proseguido el fiscal, que se responde a sí mismo: porque "esto no es un asesinato profesional".

 

También se ha referido al análisis de la geolocalización de los teléfonos móviles. El de Rosario Porto la sitúa en la casa de Teo, el supuesto lugar del crimen, a la hora en que éste se habría producido, según el fiscal, aunque "no descartamos que estuviera también el padre", pese a que su móvil estaba en Santiago de Compostela a tenor del mismo informe.

 

El fiscal también ha mostrado su extrañeza con que ninguno de los dos haya hablado mal del otro ni haya expresado hasta la fecha de hoy sospecha alguna contra el otro, a pesar de que hay indicios que apuntan a ambos, y solo encuentra explicación a esta circunstancia en el hecho de que ambos estuvieran de acuerdo en cubrirse las espaldas.

 

La acusación popular, por su parte, ha elevado a definitivas sus conclusiones provisionales, que implican en igual grado a los padres de la niña.

 

La defensa de Rosario Porto ha reiterado su tesis de inocencia y falta de pruebas y ha añadido a su escrito la narración de los hechos que la madre dijo haber realizado la tarde de la muerte de la menor.

 

También la defensa de Alfonso Basterra ha incluido algunas "precisiones" en el relato, en las que apunta a que él "solamente compraba el lorazepam para Rosario" y ha pedido que se deduzca el testimonio de los agentes que aseguraron que el ordenador del padre no se encontraba en su domicilio, donde luego apareció, alegando que incurrieron en "falso testimonio", algo que ha sido rechazado por el juez.

Enlaces patrocinados

baileys ¿Un postre original para Navidad? Prueba con esta tarta de manzana y canela