Justicia e interior » Criminalidad/sucesos

Familiares de desaparecidos piden a la UE medidas para ayudar en las búsquedas

Familiares de desaparecidos piden a la UE medidas para ayudar en las búsquedas

Bruselas, 19/10/2015 (EFE).- Familiares y amigos de desaparecidos, como los jóvenes españoles Hodei Egiluz y Borja Lázaro, pidieron hoy en el Parlamento Europeo medidas para mejorar la coordinación policial y judicial en las búsquedas a nivel comunitario y asistir a los afectados.

La Eurocámara acoge hoy un seminario sobre las desapariciones en la Unión Europea (UE), coincidiendo con los dos años desde que se perdió la pista el 19 de octubre de 2013 en Amberes (Bélgica) de Hodei, de 23 años y titulado en Ingeniería Informática.

Medio centenar de familiares y amigos del joven vasco participaron en una concentración junto a la Eurocámara, en la que mostraron pancartas con carteles donde se leía "Desaparecido", "Saber lo que pasó es un derecho" o "Podría pasarte a ti".

Ibon Uribe, alcalde de Galdakao (Vizcaya), localidad donde residen los padres de Hodei, dijo a Efe que la UE debería "tomar conciencia de la dimensión del problema", ya que cada año desaparecen unas 250.000 personas en la Unión.

Se trata de un "problema real, no un riesgo potencial" como una alerta alimentaria o terrorista, para las que sí que "existen respuestas protocolarizadas", indicó.

Además, dijo que se pide a la UE "una respuesta a la pasividad de los sistemas de búsqueda", así como una mejora en la coordinación tanto entre las instituciones internas de cada país como a nivel de los Veintiocho, y una "asistencia a las familias", por ejemplo apoyo psicológico o jurídico.

"Hace falta un protocolo integral que dé respuesta a estos planteamientos", señaló Uribe.

Indicó asimismo que el ayuntamiento de Galdakao asigna anualmente una partida de 30.000 euros para ayudar a la familia de Hodei a afrontar los gastos económicos de abogados, tener acceso a los expedientes y ayudar en los desplazamientos y alojamiento.

Asistió asimismo a la concentración por Hodei Ana Herreno, madre de Borja Lázaro, desaparecido en el norte de Colombia en enero de 2014, quien dijo a Efe que cree que las instituciones deberían "acompañar más a las familias" y hacer de "intermediarias", porque, aunque los más allegados hacen muchas cosas, falta a menudo "una institución que nos abra las puertas".

"Yo me he sentido sola, porque Hodei tiene una plataforma muy seria que le acompaña, vecinos del pueblo, en cambio yo todo lo que he hecho ha sido por iniciativa propia", añadió.

Sobre la desaparición de su hijo explicó que "no se avanza nada", porque se sigue "sin indicios" y que el único mensaje que les llega de las autoridades de la investigación es que "es un misterio, como si se le hubiese tragado la tierra", indicó.

Borja, ingeniero de profesión y aficionado a la fotografía, desapareció hace cerca de dos años en la localidad costera del Cabo de la Vela (La Guajira) sin dejar rastro.

La Eurocámara aborda hoy posibles respuestas en un seminario organizado por una docena de eurodiputados españoles, al que asisten representantes de la policía federal belga y Europol, de asociaciones ciudadanas y del Ejecutivo comunitario.

La eurodiputada del PNV Izaskun Bilbao señaló en una rueda de prensa que las desapariciones deberían ser incluidas en "la agenda política" europea, ya que la ciudadanía reclama que las instituciones hagan "más cosas", y subrayó la importancia de la directiva sobre atención a las víctimas que entrará en vigor en noviembre.

Por su parte, el eurodiputado socialista Ramón Jáuregui indicó que "Europa tiene que ser más Europa también ante este tipo de problemas" y lamentó que no haya avances en la creación de un espacio de libertad y justicia a nivel europeo.

El eurodiputado del Partido Popular Carlos Iturgáiz señaló que el PE debe servir de "altavoz para denunciar y poner sobre la mesa" casos como el de Hodei y consideró que hay que eliminar "las trabas" que dificultan las investigaciones a nivel europeo.

El eurodiputado de EH Bildu Josu Juaristi dijo por su parte que, aunque hay legislación, "falta coordinación y más ayuda", y opinó que habría que informar más de algunos recursos existentes como la línea directa 116000, para los casos de niños desaparecidos.

Koro y Pablo Egiluz, los padres de Hodei Egiluz, el joven vasco desaparecido en Amberes junto al abogado de la familia, Frank Merneffe (c), durante la rueda de prensa ofrecida en Amberes (Bélgica). EFE/Archivo