Nefertiti: mito y belleza de la gran reina de Egipto

Nefertiti: la diosa que vivió hace más de 3000 años en Egipto

 

El estilo de vida de la reina Nefertiti, que vivía en un fabuloso palacio, hace suponer que tendría los mismos lujos al morir. Pero la cultura de los lujosos enterramientos olvidó, durante mucho tiempo, los restos de la Soberana, fallecida hace casi 3.400 años. 



Nefertiti trascendió a su época. Su belleza justificaba su nombre, que significa 'la bella ha llegado'. No se conoce con seguridad la identidad de sus padres. Fue la mujer principal de Amenhotep IV y se casó con él cuando apenas tenía doce años.

 


Con la cabeza rapada

 

El reinado de Amenhotep marcó un hito en Egipto. La cúpula religiosa politeísta había acumulado mucho poder, y el faraón abolió el sistema e implantó una religión monoteísta que adoraba a Aton. Se cambió el nombre por Akenaton, levantando muchas hostilidades. Su mujer compartía su poder, y por tanto, el desprecio que les prodigaban.

 

Parece que las cosas se torcieron para Nefertiti en el doceavo año del reinado de su marido. Es entonces cuando desaparece de los documentos. Quizá murió o bien sirvió como co-regente o como faraona tras la muerte de su marido. Si fue así, cambió de nombre. Tutankamon ascendió al trono posteriormente.



Al morir, fue enterrada en Amarna. El posterior retorno al politeísmo provocó el saqueo de las tumbas, pero se dice que los fieles al anterior régimen rescataron a las momias, que se perdieron durante milenios. La egiptóloga Joanne Fletcher siempre sintió curiosidad por una tumba de Luxor en la que se suponía que estaba enterrado Amenhotep II.

 

Esa  tumba había sido abierta en 1898 y allí se encontraron los restos de otros faraones, además del cuerpo rasgado y mutilado de una mujer y un niño. Los restos se catalogaron y la tumba fue sellada de nuevo.


Cuando Fletcher hacía su tesis sobre los peinados y pelucas del antiguo Egipto, le llamó la atención la foto de la mujer. Estaba rapada al estilo Nefertiti y tenía un resto de peluca que coincidía con el estilo nubio de la reina y su corte. En 2003 Fletcher anunció que las pruebas eran concluyentes y que esa momia era la de Nefertiti, aunque otros estudiosos como Zahi Hawass, el que fuera Ministro de Antigüedades de Egipto, no comparten su teoría.