El preacuerdo de la Unión Europea por el que la red 5G está cada vez más cerca

El acuerdo incluye una serie de medidas entre las que destacan la disponibilidad en 2020 del espectro de radio necesario para la puesta en marcha de este tipo de red

por Europa Press /


Los gobiernos de la Unión Europea y la Eurocámara llegaron esta semana a un acuerdo político preliminar que permitirá a partir de 2020 el despliegue de la tecnología móvil 5G en toda la UE a través del fomento de la inversión y la cooperación entre proveedores. El acuerdo se enmarca en el nuevo Código europeo de Comunicaciones Electrónicas e incluye una serie de medidas entre las que destacan la disponibilidad en 2020 del espectro de radio necesario para la puesta en marcha del 5G, nuevas normas que aportan una mayor previsibilidad a las inversiones, así como una mejor coordinación en los procedimientos de asignación de espectros de radio.

5G

La UE alcanza un acuerdo preliminar para el despliegue de la red 5G en 2020 (Pixabay)

 

Las nuevas medidas están dirigidas a favorecer la inversión de varias teleoperadoras en proyectos concretos como redes de muy alta capacidad a través de una reducción de la regulación. El Ejecutivo comunitario considera que, además, la nueva normativa aportará una mayor previsibilidad a las inversiones de aquellas compañías que asuman el riesgo de invertir en redes e infraestructuras situadas en zonas menos rentables económicamente, como las rurales.

RELACIONADO: Otras noticias sobre Tecnología

También se facilitará a los operadores más pequeños la participación en esos proyectos de inversión gracias a la puesta en común de los costes derivados de la puesta en marcha.

"La UE está lista para liderar el despliegue del 5G. Es tiempo de cumplir lo prometido. Esto solo puede llevarse a cabo si las compañías de telecomunicaciones, la industria y las autoridades públicas se ponen de acuerdo para sumar esfuerzos y remar en la misma dirección", ha remarcado la comisaria para Economía Digital y Sociedad Mariya Gabriel.

Las negociaciones sobre otras cuestiones del nuevo Código europeo de Comunicaciones Electrónicas siguen en curso, pero Bruselas espera llegar a un acuerdo definitivo bajo la Presidencia búlgara del Consejo.

El acuerdo alcanzado este jueves es preliminar por lo que deberá ser ratificado por los gobiernos de la UE y por el Parlamento Europeo para que pueda ser adoptado.