Cinco claves para que una vivienda pase a ser 'inteligente'

De la misma forma que poseemos teléfonos móviles capaces de hacernos la vida algo más fácil y cómoda, nuestra casa puede integrar accesorios de todo tipo para nuestro bienestar

por Portaltic/EP /


En los últimos años se ha oído hablar mucho sobre ciudades inteligentes (Smart Cities), o sobre hogares inteligentes (Smart Home) que, al fin y al cabo, son nuevos términos fruto de los cambios que los móviles inteligentes (Smartphone) han traído a nuestras vidas.

Robot y humano

Gracias a los avances tecnológicos podemos adaptar nuestro hogar a nuestras necesidades (Getty Images)

 

Sin embargo, hay ocasiones en las que no sabemos muy bien cómo podemos lograr que nuestras viviendas se adapten de tal forma que nos hagan la vida más fácil

La principal ventaja que la mayoría de todos poseemos y que puede facilitarnos la vida es Internet y desde la aplicación Citibox, aconsejan adaptar nuestra vivienda y vecindario de tal manera que existan zonas comunes con WiFi.

RELACIONADO: La mayoría de ‘conectados’ en el mundo están limitados a una señal baja

RELACIONADO: Los servicios profesionales y la tecnología, son los principales focos de talento en España

Otra implementación para integrar las viviendas serán las taquillas electrónicas. Actualmente el 70 %de los españoles compra o contrata servicios vía 'smartphone' en cualquier lugar y momento y no siempre es igual de cómoda la recepción, de ahí que muchas comunidades de vecinos ya cuentan con las taquillas electrónicas para recibir sus compras y servicios a domicilio sin necesidad de estar en casa.

Los sistemas de vigilancia aspiran a basarse en una interfaz común para interconectar a los vecinos. Hasta el momento, las alarmas han sido el principal método de seguridad para los hogares, sin embargo, gracias a la tecnología disponemos de sistemas que podemos controlar desde nuestro 'smartphone'.

RELACIONADO: Las operaciones de retina están cada vez más cerca de la tecnología 3D

No sólo importa prestar atención a al exterior, también al interior. En un futuro las viviendas combinarán la domótica para conseguir hogares más sostenibles; la iluminación se adaptará automáticamente en función de la luz solar y la presencia de personas; los toldos, persianas y cortinas se abrirán o cerrarán según las condiciones lumínicas, y la temperatura será siempre la idónea.

El reto inmobiliario del futuro se centra en los edificios inteligentes que no únicamente tienen que ver con la domótica sino también en conseguir edificios sostenibles y eficientes.