Las operaciones de retina están cada vez más cerca de la tecnología 3D

Desde el viernes y hasta este sábado se celebra el XXI Congreso de la Sociedad Española de Retina y Vítreo, en el que participan más de 900 expertos

por Europa Press /


Las últimas innovaciones en cuanto a tecnología 3D apunta a que en un futuro se logrará desbancar al rey del laboratorio: el microscopio, aunque para que eso ocurra aún tiene que avanzar mucho más, así lo confirma el catedrático de oftalmología de la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro y socio fundador del Instituto de Microcirugía Ocular de Barcelona, el doctor José Arumí.

Ojo de mujer

La tecnología 3D, el futuro de las intervenciones de retina, aunque no supera al microoscopio (Getty Images)

 

"Aunque la tecnología 3D está abriéndose paso con fuerza en las intervenciones de retina, es indiscutible que hoy por hoy la calidad de imagen que ofrecen los microscopios es discretamente mejor y más natural que la de las pantallas de 4Ks con que opera el 3D", pero "el problema de los microscopios es que han agotado su evolución, tienen 200 años de vida y han llegado a su techo", señala el experto.

Otros de los temas tratados durante el Congreso han estado relacionados con cierto tipo de intervenciones que causan debate entre los especialistas, los daños colaterales en la cirugía de vitrectromía o el tratamiento de la 'foseta colobomatosa', una malformación congénita en el nervio óptico, que no se termina de cerrar y que puede provocar un desprendimiento de retina.

DEBATE EN LAS INTERVENCIONES

En esta línea, las intervenciones que pueden realizarse con diferentes técnicas, es decir, que suscitan cierto debate entre los especialistas, también han sido abordadas durante el Congreso. Una de ellas es la cirugía del agujero macular, práctica en la que los cirujanos optan por diferentes soluciones en función del tamaño del agujero y de las características del paciente, teniendo en cuenta la "creciente tasa de éxito que está teniendo la implantación de la membrana limitante interna en el interior del agujero para estimular la creación celular", como explica García Arumí.

En cuanto a las 'moscas volantes', otra de las cirugías a debatir, la solución quirúrgica pasa por la vitrectomía, técnica basada en extraer el humor vítreo con condensaciones y se sustituye por una solución salina fisiológica transparente, aunque solo se aconseja en pacientes en los que las dificultades de visión son muy grandes o si se le hace psicológicamente insoportable.