Gracias al gesto de Jesse, Kristie recuperó su 'verdadero tesoro', perdido durante el devastador huracán Harvey