El admirable gesto de un policía con una familia con problemas económicos se hace viral

Las redes han elogiado la actitud de James y algunos usuarios dicen que sus acciones fueron “absolutamente increíbles”

por Tu otro diario /


James Riley es un policía de Texas que hace unos días realizó un acción que fue más allá de sus responsabilidades. Recibió una llamada y alguien le dijo que había un niño solo andando por un aparcamiento. Fue hacia ese lugar, vio al pequeño y le preguntó. Éste, según se recoge en la web 'Good News Network', le contó que estaba allí porque quería comprar algo de comer para su hermano menor.

policiagesto3

El policía James Riley decidió hacerle la compra a la familia (Austin Police Department).

Como no era muy alto parecía tener pocos años, “pero cuando le pregunté la edad, dijo que tenía casi 10”, explicaba James en declaraciones a 'Today'. Aunque estaba muy orientado, no había riesgos importantes y sabía lo que estaba haciendo, el policía decidió que le llevaría él mismo a su casa. Al llegar, entró y vio que el hermano, de 8 años, estaba esperando la comida. 

RELACIONADO: La solidaria iniciativa de Mike para ayudar a los niños con menos recursos en Myanmar te encantará

James llamó a la madre, que estaba en el trabajo, y le reconoció que no sabía nada de lo ocurrido. De hecho contó que les había dicho que se quedaran en casa para que los vecinos pudieran verlos.  El oficial se dio cuenta de que la familia estaba pasando por serias dificultades económicas y, tras dar algunos consejos de ayuda a la madre, quiso hacer algo más por ellos. Se fue a una tienda y les compró bocadillos y comida fácil de cocinar.

 

Cuando volvió a la casa con la compra los niños le ayudaron a guardar todo y después se pusieron a hacer algunas tareas pendientes para dejar contenta a su madre. Días más tarde el propio departamento de policía de Austin, en su página de Facebook, publicó una foto con la compra hecha por James. Junto a la imagen podía leerse: “únete a nosotros para elogiar al oficial Riley por ayudar a una familia que lo necesita… es sólo un ejemplo de cómo nuestros oficiales trabajan para hacer de Austin una comunidad segura”.

La publicación ha tenido repercusión, suma miles de ‘me gusta’ y ha sido compartida en numerosas ocasiones. Muchos usuarios de la red mostraban su agradecimiento a James y mientras algunos escribían que “la compasión es un hermoso regalo para dar”, otros destacaban que sus acciones “fueron absolutamente increíbles”.