PROTAGONISTAS

¡Todo un ejemplo de perseverancia! Quería ir a Disney, así que con 14 años creó su propio negocio para conseguirlo

Como Isaiah quería lograr su objetivo comenzó a hacer magdalenas de distintos sabores. El negocio le ha dado dinero para invitar a su familia al viaje y ahora tiene como reto comprarse una camioneta

por Tu otro diario /


Desde muy pequeño Isaiah Tuckett siempre quiso ir a Disney World pero sus padres pensaban que era mejor hacerlo cuando fuese más mayor para que recordara más la experiencia. “Era algo que mencionaba periódicamente, sobre todo si había un compañero de clase que hubiese ido… entonces el interés volvía a ser máximo”, decía su madre, Cheri, en declaraciones recogidas por el programa 'Edition CNN'.

isaisdisneyç

Isaiah, en uno de sus puestos de magdalenas (Cheri Sjolie Tuckett). 

Como quería conseguir su objetivo Isaiah decidió que haría magdalenas. Le gustaba estar en la cocina y las hizo para el 85 cumpleaños de su abuela y para las fiestas de graduación de amigos. Empezó más en serio hace unos dos años cuando cerró la panadería de su ciudad natal en Minnesota, y ahora ‘Isaiah's Tasty Treats’, que así se llama el negocio, ofrece magdalenas de almendra, fresa o calabaza, entre otros muchos sabores. Se venden a 20 dólares la docena, unos 17,5 euros.

RELACIONADO: El ambicioso proyecto de estos adolescentes: construir un avión para viajar de Sudáfrica a Egipto

En un año de trabajo ganó dinero suficiente como para llevar a toda su familia a Orlando. Fue a finales del año pasado y con él viajaron sus padres, sus hermanos, su cuñada y su sobrino. Estuvieron seis días en los parques y otro día más en la playa. Lo pasaron muy bien e Isaiah lo recuerda como algo “realmente emocionante”. La madre reconocía después que cuando les explicó que emplearía el dinero ganado en el viaje se sentaron con él y le dijeron que iban a ayudarle. Le compraron los ingredientes que necesitaba.

isahdisney

Y por fin realizó su sueño de ir a Disney (Cheri Sjolie Tuckett). 

Además del viaje a Disney, el negocio ha tenido otros beneficios. Su madre así lo resalta cuando señala que “ha sido bueno para Isaiah... Puede ser un poco reservado o tímido, y eso le obliga a tener conversaciones con adultos que le preguntan sobre su negocio”. Y añadía que también le ha servido para “administrar y ahorrar tiempo”.

Isaiah, que tiene 14 años, ya ha hecho magdalenas para cumpleaños, bodas y graduaciones. Ahora, además, cocina pasteles de carne y platos calientes. Aunque su próximo reto es comprar una camioneta Ford de color azul su madre apunta que no hace mucho les dijo que le encantaría hacer otro viaje. En esta ocasión, a Disney, en California.