PROTAGONISTAS

Walter y Mark se conocieron por un amigo en común y ahora han descubierto que... ¡son hermanos!

Ambos querían saber quién era su padre biológico y una prueba de ADN confirmó lo inimaginable

por Tu otro diario /


Walter Gordy y Mark Tolson se conocieron cuando les presentó un amigo común. Se intercambiaron los números de teléfono y no tuvieron mucho contacto. Así fue hasta que hace unos meses Mark, de 36 años, quiso averiguar quién era su padre biológico. Lo hizo a través de '23andMe', una empresa dedicada a realizar pruebas genéticas. Al principio miró cuáles eran los porcentajes por nacionalidades, después se fijó en los parientes de ADN y cuando esperaba encontrar primos lejanos “Boom, aparece Walt. Lo veo y me digo ‘lo conozco’”, explicaba en declaraciones al programa 'Inside Edition'

 target=

Walter y Mark eran amigos y ahora han descubierto que son hermanos (Walt Gordy III).

Walter, de 37 años, también acudió a la misma empresa, pero en 2014 porque tuvo cáncer y quiso saber si había alguna predisposición genética a tener otros problemas de salud. Contaba que el pariente más cercano que encontró por el lado de su padre fue una prima tercera. Y siguió mirando cada semana para ver si había alguna actualización.  El pasado mes de septiembre mientras Walter hacía algo de ejercicio empezó a sonar su teléfono. Era Mark. Le llamaba para decirle que los resultados del estudio que se había hecho semanas atrás señalaban que eran hermanos.

 target=

Walter y Mark, con sus respectivas madres (Walt Gordy III).

Walter quiso confirmar si así era y, efectivamente, existía ese parentesco. Sus respectivas madres se quedaron embarazadas por inseminación artificial y ambos crecieron como hijos únicos. Aunque ellas sí se conocían no sabían que habían acudido al mismo médico en sus tratamientos ni que Walter y Mark estaban emparentados.

RELACIONADO: Greg ni siquiera sabía que tenía una hija y se ha llevado la sorpresa de su vida 31 años después al enterarse y conocerla

Walter llamó a su madre para contarle lo que acababa de saber y al llegar a casa le enseñó una foto de la madre de Mark. Su reacción fue de sorpresa. Exclamó: “Oh, Dios mío, es Wendy… cantamos juntas en el coro y la vi hace 20 minutos en la iglesia”. Tras el desconcierto inicial los dos se mostraron exultantes al conocer su realidad como hermanos. Ellos y sus madres se han convertido en una familia y han hecho viajes juntos. Walter recordaba que siempre quiso tener un hermano y resaltaba que con Mark “el cariño fue inmediato”.