No encontraba ropa para su bebé que le gustara, así que creó su propia marca y factura… ¡más de 1 millón de euros!

Laura asegura que nunca había imaginado tal éxito

por Tu otro diario /


Laura Newman fue madre de su hijo Nate en 2015. Durante el embarazo se dio cuenta de que le resultaba difícil encontrar la ropa que quería y pensó que había una oportunidad. Decidió empezar clases de costura y compró su primera máquina de coser. Para afrontarlo le pidió a su marido, Adam, que le prestara 1.000 libras (alrededor de 1.150 euros), según se recoge en el 'Daily Mail'. La marca que puso en marcha on line se llama Forever Sewing y las prendas que ofrece son hechas a mano para bebés y niños pequeños. Su sorpresa llegó cuando en solo quince días había ganado unos 2.300 euros. Ahora, la facturación anual es de más de 1,7 millones de euros.

temaviral2

Laura Newman junto a su familia que trabajan también en su negocio (Facebook).

Laura contaba que ella y su marido se dieron cuenta, mientras pasaban un Año Nuevo en Disneyland París, de que personalizar la ropa era algo que interesaría a muchos padres. Eran conscientes de que su producto iba a ser muy popular “y no lo habíamos visto disponible para comprarlo en ningún otro lugar”, añadía. Al explicar su rutina de trabajo decía que después de dormir a Nate, se dedicaba a coser. Durante la semana dedicaba cada día a hacer una tarea distinta. Es consciente, según señalaba en su página web ‘Forever Sewing’ de que la situación le estaba sometiendo a una enorme presión. “Algunos días terminaba a las cinco de la mañana y poco después tenía que despertarme para estar con Nate... sinceramente no dormí más de 2 horas durante 3 meses”, escribía.

temaviral

Su hijo pequeño, vestido con ropa de la marca (Facebook).

Como el negocio iba bien el matrimonio creó un equipo de personas para trabajar con ellos. La madre de Laura también se les unió. Dejaron de confeccionar en casa y pasaron a hacerlo con máquinas industriales de alta calidad. Solo en el primer año el promedio de los beneficios mensuales oscilaba entre 46.000 y 57.000 euros. De hecho les permitió pagar su propia boda en el extranjero que incluyó la invitación a sus familiares para que les acompañaran en un momento tan especial.

Laura y Adam se han ganado la confianza de muchos seguidores en las redes sociales y de algunas celebridades que también han vestido a sus bebés con su ropa. Ella dice que son muy afortunados al tener tanto apoyo de muchos padres por todo el Reino Unido. Cuenta que “no podríamos haber imaginado este éxito, realmente ha cambiado nuestras vidas”. Y tienen claro que quieren ampliar el negocio pero, siempre, sin perder la calidad.