La joven Erin, en silla de ruedas, emociona a todos al protagonizar con su perro 'El mago de Oz'

Nació con una enfermedad llamada osteogénesis imperfecta y para ella es fundamental que la vean “como cualquier otra persona que esté en el escenario”

por Tu otro diario /


Se llama Erin Bischoff y a sus 17 años tiene problemas físicos que le hacen ir en silla de ruedas. Estudia en una escuela de Nueva Jersey y hace pocos días fue una de las intérpretes de la obra ‘El mago de Oz’. Para ella es fundamental que la vean “como cualquier otra persona que esté en el escenario”, decía en declaraciones recogidas en el programa de noticias 'Inside Edition'. Y apuntaba que, en general “la discapacidad debería ser aceptada”. Pretende que le hablen porque quieran conocerla, no solo porque la vean en silla de ruedas.

erinyperro

Erin y su perro en la actuación de la obra 'El mago de Oz' (gauge_thewonder_dog/Instagram).

Nació con una enfermedad llamada osteogénesis imperfecta que le provoca tener los huesos muy frágiles. De hecho, ha sufrido más de cien fracturas y ha tenido que ser operada en diez ocasiones, la primera cuando contaba tan solo con 3 años de edad. Desde hace años cuenta con la ayuda de un perro. Su madre, Michelle, explicaba que “tenía miedo de dejarla sola en casa porque temía que no pudiera salir en caso de un incendio”. La mascota, que se llama Gauge, ayuda a Erin a abrir puertas, a subir y bajar escaleras, o a encender las luces, entre otras muchas tareas cotidianas.

Cuando se decidió en la escuela quién sería la protagonista de la obra la joven pensó que ella podría representar un papel secundario. Sin embargo, le dijeron que interpretaría a Dorothy, algo que le sorprendió. Además, Gauge daría vida al perro guía, Toto.

RELACIONADO: La adorable petición de Lowri a Disney para que las princesas se parezcan a las niñas como ella

Como en la obra original había que andar y correr tuvieron que cambiar parte del guión y decidieron emplear el humor. Por ejemplo, se decía ‘rodar por aquí’ en lugar de ‘andar por aquí’. Con estas modificaciones Michelle señalaba que “el espectáculo mejoró. Ella tiene un gran sentido del humor”

 

Lógicamente en el momento del debut estaba tan orgullosa de su hija como cualquier otra madre que estuviera viendo la obra. “Es increíble”, decía. Y añadía que contuvo la respiración cuando las luces se apagaron preocupada porque pudiera tropezarse con algo. “Siempre estoy pensando qué puede pasar. Quiero ser ella cuando crezca”, contaba feliz.