El ‘pequeño milagro’ de Leia y Caroline, de 8 y 5 años, encontradas sanas después de estar perdidas 44 horas

Las hermanas salieron de casa hacia una zona boscosa, y cuando su madre las echó en falta comenzó una intensa búsqueda con la policía

por Tu otro diario /


Leia y Caroline Carrico acaban de vivir una experiencia que recordarán siempre. Las hermanas, que tienen 8 y 5 años, respectivamente, han estado perdidas más de cuarenta horas. Salieron de su casa en Benbow, California, hacia una zona boscosa y fueron encontradas sanas, casi dos días después, a 2,4 kilómetros de distancia. Así lo contaba el sheriff del condado de Humboldt, William Honsal, según se recoge en la revista 'People': “Me complace informar que todos estamos presenciando un milagro hoy. Caroline y Leia han sido encontradas sanas y salvas en el sur de Humboldt”

ninasrescatadas

Leia y Caroline Carrico, de 8 y 5 años de edad (Captura de pantalla 'La Sexta').

Incidía en que habían estado en esas horas en un terreno agreste y pensaba que la formación de supervivencia al aire libre que habían recibido en su club 4-H les había sido muy útil. Esta organización juvenil promueve un aprendizaje práctico combinando la educación pública con la vida rural. La madre de las hermanas se dio cuenta de su ausencia poco después de comer y junto con algunos vecinos y familiares comenzó a buscarlas. Al no dar con ellas, se unió la policía a esta tarea. 

La propia oficina del Sheriff, en su cuenta de Twitter, publicó un mensaje en el que agradecía el apoyo de la comunidad a la hora de buscar a las niñas, pero señalaban que “necesitamos que los miembros de la comunidad se mantengan alejados del área de búsqueda. Tenemos un montón de equipos especializados”. También pidieron que dejaran de volar drones en esa zona porque estaban poniendo en riesgo la labor de los helicópteros.

ninasdesaparecidas

Las pequeñas tras ser rescatadas (Humboldt County Sheriff's Office/Facebook).

Siguieron el rastro de unos envoltorios de barritas de cereales que vieron en el bosque. Algo que la madre les confirmó porque no hacía mucho que las había comprado. Esta pista resultó clave para dar con el lugar donde estaban las pequeñas. Cuando, finalmente, las localizaron, Caroline y Leia se encontraban en buen estado, aunque algo deshidratadas. Les dieron ropa limpia, agua y comida. William reconocía que “muchos de nosotros no dormimos en las últimas 48 horas” y agregaba que haber conseguido un resultado así era increíble. 

RELACIONADO: La inspiradora historia de Bernice, que consiguió salvar a una comunidad de Ghana con esta ingeniosa idea