La conmovedora conversación entre un policía y la operadora en su último día de trabajo que se ha hecho viral

El propio departamento de policía ha publicado el vídeo del emotivo momento, agradeciéndole su dedicación durante tanto tiempo

por Tu otro diario /


Austin Garrett se retiró hace algunos días de su puesto como policía en Tennessee. Dejaba atrás 25 años de servicio y en el día en que se despedía tuvo una sorpresa. Su hija Haley quiso hacerle una llamada que sería la última entre el policía y la central. Según se recoge en la revista 'People', Austin decía que después de 25 años ponía fin a su servicio. Y en su conversación con Haley le hacía una recomendación: “Ten cuidado. No olvides quién eres”. 

padreehija

Austin y su hija Haley (Captura de Facebook).

Al otro lado de la línea, en la sala de control, se encontraba su hija, que, a punto de llorar de emoción, señalaba lo siguiente: “gracias por los 25 años de servicio en el departamento de policía de Chattanooga”. Y añadía “has sido un mentor y un gran amigo para muchos durante tu carrera. Todos te deseamos lo mejor en tus futuros proyectos. Gracias por tu arduo trabajo y dedicación. Te quiero papá”. En las imágenes se ve cómo se despide el padre haciendo un gesto con el pulgar hacia arriba.

 

El vídeo con la conversación se subió a Facebook donde ha tenido una importante repercusión. En poco tiempo ha sido reproducido en miles de ocasiones.  El propio departamento de policía lo compartió en su página de esta red y aprovechaba la ocasión para valorar su trayectoria. En su publicación podía leerse: “El Departamento de Policía de Chattanooga agradece al Teniente Garrett su dedicación, liderazgo y servicio, y que lo mejor del pasado sea lo peor de su futuro”.

RELACIONADO: Danielle conmueve con una petición para que su hija, que utiliza un andador, pueda ir al parque

Algunos usuarios de la red también elogiaron la actitud de Austin. En su mayoría apuntaban que era un gran hombre y le agradecían sus muchos años de servicio. Hubo alguno que incluso escribió que era amigo del policía y que nadie podría quedarse sin llorar de emoción después de ver y escuchar la conversación entre el padre y su hija. Aunque Austin ha dejado de realizar esta labor como policía, continuará su carrera en la aplicación de la ley porque pocos días después se incorporó al departamento del Sheriff del Condado de Hamilton.