El curioso ‘dress code’ de Audrey, que pidió a las invitadas a su boda ir vestidas de una forma insólita

Ella y su novio creen que es triste que las mujeres utilicen sus vestidos de novia solo una vez

por Tu otro diario /


Audrey Moore y Jesse Luman acaban de casarse y quisieron que en su boda ocurriese algo que no es habitual. Sugirieron a sus invitadas un curioso ‘dress code’ (protocolo de vestir): todas las que se hubieran casado tenían que ir vestidas con sus propios trajes de novia. Compartieron en las redes sociales la imagen de Audrey con algunas de las invitadas. Junto a la foto se podía leer en Reddit: “Pensamos que es triste que la mayoría de las mujeres use su vestido de novia solo una vez, ¡así que invitamos a todas las que vinieron a nuestra boda nada tradicional a ponerse sus trajes otra vez!”. 

bodanovias

Todas las que se hubieran casado tenían que ir vestidas con sus propios trajes de novia (audreyscoresmoore/Instagram).

Según se recoge en tabloide británico 'Daily Mail', la propia Audrey, que es actriz en una serie de Neflix, insistía en la idea de que sus amigas se habían gastado demasiado dinero en unos vestidos como para no usarlos más. Aquellas que no se habían casado llevaron trajes de familiares. Dos alquilaron los vestidos y se dio la opción de que si alguna no quería pedirlo prestado podía llevar uno blanco y negro o un disfraz.

RELACIONADO: ¡Una boda como las de hace 1.000 años! El romántico ‘sí, quiero’ al estilo vikingo de Elisabeth y Rune

Audrey, como puede apreciarse en las imágenes, llevó un vestido largo y de color azul. De esta forma evitaba los nervios y la preocupación de algunas amigas que pensaban que ella no iba a destacar en el día de su boda. “Lo mantuve en secreto para todos, excepto para mi modista y para mi peluquera y maquilladora”, decía. Sabía además que no habría coincidencia en los colores porque había estado en casi todas sus bodas y habían ido de blanco.

bodanovias3

Por la noche los invitados y la pareja se disfrazaron (audreyscoresmoore/Instagram).

Por parte del novio sus testigos vistieron con sudaderas deportivas nada habituales en una boda. De hecho, llevaban incorporadas una pajarita. Muchos usuarios de la red quisieron escribir comentarios sobre las imágenes. Uno de ellos, por ejemplo, les felicitaba y señalaba que eran las mejores fotos de boda que había visto nunca mientras que otro destacaba el hecho de que se hubiesen mantenido fieles a sí mismos.

Al final de la noche, la pareja y los invitados se disfrazaron. Para seguir divirtiéndose Audrey se convirtió en Elsa, de Frozen, y Jesse en un alienígena de color verde.