PROTAGONISTAS

El ejemplo de determinación de una madre que acudió a su ceremonia de graduación estando de parto

Aunque sabía que era una situación complicada consiguió estar allí y ahora todos aplauden su esfuerzo

por Tu otro diario /


Anshonarial Greenhouse estuvo en la ceremonia de su graduación en una universidad de Louisiana. Nada excepcional salvo que lo hizo mientras tenía fuertes contracciones porque iba a dar a luz. “Fue difícil andar por ese escenario”, reconocía en declaraciones recogidas por el proframa de noticias ‘USA Today’. Lo hizo, según contaba más tarde, para que su hija de 10 años, Makhia, comprobara la recompensa que se obtiene después de realizar un trabajo. “Ella comprende lo importante que es la educación. Si me ve haciendo mi labor ella hace la suya. Es enseñarla en lugar de decirle”, aseguraba.

graduacion1

Anshonarial Greenhouse, a la derecha, en su graduación (LSU Alexandria/Facebook).

Anshonarial, que tiene 31 años, se graduó en administración de empresas con especialización en contabilidad y en el momento de recoger su diploma tuvo que ser ayudada por un entrenador de béisbol que era quien hacía de guía a los alumnos. Poco después se fue a un hospital en Alexandria, una ciudad situada al noroeste de Nueva Orleans. Algo que no suponía una gran novedad para ella porque tuvo que estar ingresada buena parte de los últimos meses de embarazo debido a que empezó a tener contracciones a las 25 semanas. Desde el hospital y gracias a las redes sociales realizó algunas de sus tareas y ejercicios para clase.

Aunque cabía la posibilidad de que no pudiese andar en su graduación, y lo sabía, reconocía que presionó para poder estar allí. Le hacía ilusión compartir esos momentos con sus compañeros de clase porque a pesar de ser pocos formaban un grupo muy unido. Entre los solo 10 alumnos de su curso estaba su propia madre, Elaine Young, que también se graduaba en contabilidad el mismo día.

RELACIONADO: La determinación inquebrantable de Jay para lograr su sueño es todo un ejemplo de superación

Desde que supo que iba a ir al acto Anshonarial quiso que tanto el personal de la universidad como los servicios sanitarios estuvieran pendientes por si surgía algún problema. Finalmente, dio a luz a un bebé el día antes de su propio cumpleaños y poco antes de la fecha en la que estaba prevista el parto. El pequeño se llama Zaire y se encuentra en buen estado.