La carta de amor que Max le escribió a Martha ha llegado a su destino… ¡64 años después!

Estaba prestando servicio en el ejército y a través de esta carta quería pedirle matrimonio

por Tu otro diario /


Max Holcomb escribió una carta de amor a su novia Martha Young mientras se encontraba prestando servicio en el ejército. Tenía matasellos del 30 de julio de 1954 y le decía que tenía muchas ganas de volver a casa. Pensaba pedirle matrimonio.  Desde entonces han pasado 64 años y hace pocas semanas Dakota Lovain la encontró en el suelo de un centro de Walmart en el que trabaja. Ella y su compañera Jennifer Hendrix se propusieron dar o con el remitente o con la persona a la que iba dirigida esa carta.

cartaviral

La carta llegó 64 años después (Captura de pantalla de 'Fox News').

Supe que tenía que encontrar a esta familia”, decía Jennifer en declaraciones recogidas por las noticias 'Fox News'. Después de que esta historia se contara en una cadena de televisión pudo dar con Jason Holcomb, nieto de Max. Le envió un mensaje a través de Facebook y recibió una respuesta diciéndole si podía llamarle. “Dejó el número de teléfono y… estaba muy nerviosa”, reconocía.

Jason, por su parte, contaba que se quedó muy sorprendido cuando recibió la llamada. En su familia nadie sabía de la existencia de aquella carta, pero era válida y, según se recoge en khvl.com, se emocionó al leer las palabras de su abuelo. Aunque Max y Martha ya habían fallecido, el nieto decía que eran inseparables. Y añadía que eran dos personas muy desinteresadas, antes de hacer algo siempre pensaban el uno en el otro.

RELACIONADO: Nueve años después de haber perdido su anillo más especial, Paula recibe el mejor regalo de Navidad

Poco después los empleados de Walmart se enteraron de más cosas de aquella historia de amor. Por lo visto Max tuvo que ‘sobornar’ con dulces a quien más tarde sería su suegro. Así pudo conocer a Martha. Y en cuanto él volvió a casa de su destino en el ejército se casaron. La sorprendente aparición de la carta en un lugar así y tantos años después ha hecho posible que, por fin, esté en manos de la familia a la que pertenecía.