A Kea le robaron el coche y sus compañeros le dieron una sorpresa que te conmoverá

Cuando se enteraron de lo que le había sucedido a Kea, decidieron tomar 'cartas en el asunto'. El vídeo del momento en el que lo sorprenden se ha hecho viral por las redes

por Tu otro diario /


Kea Senegal trabaja en el restaurante Ruffino’s on the River, en Louisiana. Allí llegaba en su coche cada día hasta que hace poco se lo robaron. Un trastorno que le ocasionaba dificultades para ir al local. Sus compañeros lo sabían, se reunieron con el gerente, Chris Muffoletto, y decidieron que podían ayudarle si ponían dinero en común para sorprenderle con un nuevo coche. En su cuenta personal de Facebook, Chris quiso expresar su sentimiento por este gesto. Escribía que había vivido “probablemente la cosa más conmovedora que he experimentado en mis 30 años en el negocio”.

kaeviral
Kea se abraza a su jefe tras recibir el regalo sorpresa (Captura de imagen de Facebook).

A lo largo de varios meses Kea había ido ahorrando dinero para comprar un coche para la familia. “Tiene mujer y dos hijos, uno de cuatro años y otro de cuatro meses… cuando nos enteramos de lo que le sucedió, pensamos que no debíamos dejarlo pasar”, decía Chris en declaraciones recogidas por la página web 'Sunny Skyz'.

Todos contribuyeron y en solo tres días recaudaron 2.500 dólares (alrededor de 2.200 euros). En el concesionario Don’s Wholesale Automotive se enteraron de lo que querían hacer y les dieron todo tipo de facilidades para entregarles el coche. Chris también se acordaba de ellos en su mensaje en la red y les daba las gracias por su generosidad al poner a su disposición un coche fiable y maravilloso. “Tienen clientes de por vida”, aseguraba.

 

Llegó el día y los compañeros de Kea se fueron hacia el aparcamiento. Del local salían él y Chris, que le explicó que querían darle una pequeña sorpresa. Momentos después, tal y como se ve en el video, que suma miles de reproducciones, sus compañeros se apartaron dejando que se viese el coche. Kea, muy emocionado, se echó las manos a la cara y se abrazó a Chris y a los que estaban allí presentes, que le aplaudieron cuando se metió en el coche con su hijo en brazos.

RELACIONADO: Alaina recibe la sorpresa de su vida: le piden dos vasos de agua y le dejan una propina de 9.000 euros

Chris resaltaba lo orgulloso que se sentía de su equipo por haber contribuido a ayudarle con tanta generosidad. Y Kea seguro que no olvidará nunca lo que todos hicieron por él.