La felicidad de Mitch al conocer por fin a sus padres biológicos… ¡37 años después!

A través de una prueba de ADN pudo dar con ellos y el encuentro fue muy emotivo

por Tu otro diario /


Mitch Yurkovich fue adoptado hace 37 años y, tal y como señalaba al programa de norteamericano 'Good Morning America', siempre supo su situación. También tuvo curiosidad por averiguar quiénes eran sus padres biológicos y por saber dónde y cómo estaban. Se hizo una prueba de ADN a través de la web MyHeritage, que se dedica a conectar personas adoptadas con sus padres biológicos, y en julio de este año obtuvo buenas noticias. En ese momento vio la foto de su padre por primera vez. “El parecido era sorprendente”, decía Mitch, que vive en Michigan con su mujer y sus cuatro hijos.

adoptado

Mitch junto a sus padres biológicos (Captura de pantalla de 'Good Morning America).

A través de un correo electrónico consiguió llegar a él, que vive en Nuevo México, y cuenta que la respuesta que recibió superó todo lo que podía imaginar. Scott Shaffer, el padre biológico, confesaba que lo primero que le preguntó fue si sabía algo de su madre. Le respondió diciéndole que seguían juntos y que tenía un hermano y una hermana. La madre, Mary, no tardó en aclarar la razón por la que dieron a Mitch en adopción. Se quedó embarazada cuando ella y Scott eran adolescentes y tomaron esta decisión porque ella misma también había sido adoptada.

RELACIONADO: Greg ni siquiera sabía que tenía una hija y se ha llevado la sorpresa de su vida 31 años después al enterarse y conocerla

Fue una adopción cerrada por lo que no supieron dónde iría su bebé. Le escribió una carta en la que señalaba que “solo esperaban que tuviese una gran vida y que fuese a buscarlos algún día”. Mientras, en todo este tiempo, ha tenido la fotografía de Mitch colocada en su cómoda. El encuentro fue muy emotivo. Sus hermanos estaban felices de conocerle y el padre apuntaba que fue un momento realmente feliz. Mitch, por su parte, señalaba que “para mí fue increíble lo mucho que puedes extrañar a alguien que ni siquiera conociste. Es inolvidable”.

En la carta escrita hace tantos años también se podía leer “espero poder verte cuando seas mayor… cuídate y sé feliz siempre amor”. Durante la reunión le dijo a su madre, en tono de humor, “bueno, me cuidé y estoy feliz”. Los padres adoptivos están encantados de que hayan podido reunirse y esperan que algún día puedan conocerse.

RELACIONADO: Más noticia de interés humano en 'Tu Otro Diario'