El increíble parto gemelar de Nichole, que salvó la vida a su primera hija mientras daba a luz a la segunda

No había nadie con ella y cuando nació la pequeña Ana se dio cuenta de que ésta no respiraba

por Tu otro diario /


Nichole Mickelson estaba embarazada de gemelas, se encontraba en casa y de repente sintió un dolor en el abdomen. Se lo contó a su marido en un mensaje y llamó a su madre para que fuese a casa. Pero todo se precipitó. A sus casi 35 semanas, se puso de parto y en ese momento no había nadie para ayudarla. Llamó a emergencias porque no le daba tiempo a llegar al hospital. Ana, la primera bebé, “nació en el suelo del baño”, decía en declaraciones recogidas por el programa de televisión 'Inside Edition'.

familia

Nicole junto a su marido y sus pequeñas (Nichole Engman/Facebook).

Cuando estaba a punto de nacer la segunda, Ashley, vio cómo Ana no respiraba. “Traté de estimularla y hacer que respirara,  tuve que hacerle reanimación cardiopulmonar mientras me preparaba para el siguiente nacimiento”, contaba. Al final dos policías consiguieron entrar en la casa y se hicieron cargo de la pequeña Ana. Continuaron con la reanimación y la bebé comenzó a llorar.

El propio departamento de Policía de la ciudad de Wyoming, en Minnesota, explicaba lo sucedido en un comunicado, según se recoge el programa de noticias 'ABC News'. Al encontrarse la puerta cerrada con llave “con una rápida patada, el oficial forzó la entrada a la casa y descubrió que la madre acababa de dar a luz a una niña… La recién nacida estaba en los brazos de la madre y no respiraba”. El jefe de la policía de Wyoming, Paul Hoppe, apuntaba que aquellos dos agentes se habían comportado impecablemente, “con cuidado y compasión hacia la familia”.

RELACIONADO: La conmovedora carta de la madre de Carlota, una bebé de 15 meses que necesita un corazón para vivir

Cuando se le preguntó si era consciente de todo lo que había hecho, Nichole confesaba que en ese tiempo estuvo en shock y “en modo de supervivencia”. Y añadía que se quedó muy tranquila cuando vio llegar a la policía. En su opinión los agentes habían sido entrenados para actuar en situaciones como la que se dio y resaltaba que, aunque quizá estuviesen algo nerviosos, “lo hicieron muy bien”.

Las bebés fueron trasladadas a la unidad infantil de cuidados intensivos y se encuentran bien. Hoppe les dio la bienvenida al tiempo que agradeció a los agentes la labor realizada con esta familia. Sin duda, una acción destacable que acabó felizmente para todos a la que hay que sumar la templanza y seguridad de Nichole en los momentos más complicados del parto.

RELACIONADO: más temas de interés humano y noticias virales