PROTAGONISTAS

El emotivo momento en que la familia de un joven fallecido ve casarse a la mujer a quien le donaron su corazón

Quisieron estar presentes en un día tan especial para Karen

por Tu otro diario /


La familia de Thomas acaba de vivir una situación muy emotiva. Falleció hace cuatro años y decidieron donar sus órganos. Entonces tenía 16 años y gracias a su corazón, Karen Hill hace vida normal y se ha casado. A la boda quisieron asistir los familiares de Thomas. “Significó mucho para mí tenerlos allí y sé que debe ser difícil para ellos no tener a Thomas”, decía Karen en declaraciones recogidas por la web 'Inside Edition'.

donaboda

La familia de Thomas con Karen en su día especial (Thomas Cutinella Memorial Foundation/Facebook).

“Son circunstancias desafortunadas las que han hecho que nos encontremos, pero tampoco podría imaginar cómo habría sido mi vida de no tener a estas personas maravillosas allí y ahora”, añadía. La madre del joven, Kelli Cutinella, definía a su hijo como una persona muy humilde. “Nunca tuvo que ser reconocido por ningún tipo de actos… Nunca necesitó una palmadita en la espalda, era muy humilde y honrado", explicaba. La desgracia ocurrió después de un extraño accidente en un campo de fútbol del colegio, en 2014, y la madre quiso ponerse en contacto no mucho tiempo después con todos aquellos que habían recibido un órgano de su hijo.

Mientras, a Karen le habían diagnosticado una cardiomiopatía que no permitía a su corazón bombear suficiente sangre. “Se convirtió en insuficiencia cardíaca cuando estaba en la escuela secundaria y pude manejarlo en la universidad con medicamentos”, contaba. “Literalmente, el día antes de graduarme de la universidad, me dijeron que necesitaba un trasplante”, añadía. Llevó un dispositivo de asistencia ventricular pero con el nuevo órgano reconocía que se le estaba devolviendo no solo la vida sino también la libertad de poder hacer lo que quisiera en cualquier momento.

De aquellas reuniones con la madre de Thomas, que se convirtieron en citas anuales, mantuvieron el contacto a través de mensajes de texto y llamadas telefónicas hasta convertirse en inesperadas amigas.

RELACIONADO: Una emotiva sorpresa permitió a la madre de Brad tener la boda de sus sueños 40 años después