Joel y Lindsey vencieron juntos al cáncer siendo niños y 15 años después han acabado convertidos en marido y mujer

Al finalizar sus tratamientos cada uno hizo su vida hasta que volvieron a coincidir y terminaron cansándose en el mismo hospital donde salvaron sus vidas

por Tu otro diario /


Joel y Lindsey Alsup se conocieron en un hospital en 1991. Eran pequeños y ambos estaban sometiéndose a tratamientos de cáncer. Lindsey recordaba en declaraciones a la cadena de televisión 'WATN-TV' que por aquel entonces, a los 10 años, pensaba que tenía una vida, una carrera y una familia por delante. “Y sentí que el cáncer me lo estaba robando”, decía. A ella le habían diagnosticado leucemia aguda y a Joel, que tenía 7 años, un tumor en el brazo derecho. Se hicieron amigos en aquel centro pero no pensaron en nada más. “Cuando le conocí, lo admiraba... pensaba que era una persona increíble”, explicaba Lindsey, según se recoge en la web 'Little Things'.

amorviral

Joel y Lindsey Alsup (Captura de pantalla de 'ABC').

Una vez terminados sus respectivos tratamientos cada uno siguió su camino. Estudiaron en universidades distintas, ella incluso se casó y fue madre de dos hijos, que ahora tienen 8 y 12 años.  No supieron nada el uno del otro hasta 15 años después, cuando volvieron a encontrarse al empezar a trabajar en el hospital. En 2015 Lindsey se separó y a partir de entonces se mantuvieron más en contacto. Joel contaba que una vez que un tratamiento de cáncer termina, la vida es diferente. En su caso, apuntaba que Lindsey “sabía exactamente cómo era mi vida cotidiana, sabía qué miedos podría tener durante el día y lo entendía”. Transcurrido un tiempo él le dijo que no solo le gustaba, sino que la amaba. “Afortunadamente ella sentía lo mismo”, decía Joel.

RELACIONADO: El flechazo del destino: coincidieron en el hospital cuando tenían siete años y estaban enfermos, hoy están curados y muy enamorados

Por fin, la pareja se ha casado hace pocas semanas. Y lo ha hecho en el mismo centro donde se conocieron, en St. Jude's Research Hospital en Memphis, Tennessee. Ambos explicaban que nunca habrían imaginado que estarían sentados como marido y mujer en el mismo lugar en el que lograron salvar sus vidas. Más allá de la coincidencia que les ha llevado a casarse, Lindsey y Joel esperan que su historia sirva de estímulo a otras personas que se encuentren en una situación similar en la lucha contra el cáncer.

RELACIONADO: Otras noticias de Interés humano en 'Tu Otro Diario'